Las Notas Jornada 36 en positivo 

A la Segunda División le quedan solo seis jornadas por disputarse y cada triunfo conseguido por cualquier equipo cobra más valor que el anterior. Esto fue lo más destacado del pasado fin de semana en la categoría de plata, con las Notas Jornada 36. Arrancamos.

El Real Zaragoza consigue respirar al fin tras ganar en El Arcángel. El principal artífice de la victoria fue Marc Gual. El ariete catalán marcó los tres tantos de su equipo, que consigue escapar definitivamente de la zona baja de la clasificación.

Los dos primeros clasificados se veían las caras en El Sadar, que volvió a presentar el ambiente de las grandes citas. Y como no podía ser de otra manera, Osasuna estuvo a la altura del escenario para imponerse al Albacete y poner un pie en Primera División.

Los rojillos siguen siendo el equipo más en forma de la competición, eso si, con el permiso del Extremadura. Y es que los de Almendralejo sumaron su cuarto triunfo consecutivo frente al Tenerife para poner tierra de por medio con los puestos de descenso. Lo mismo puede decir Las Palmas. Los canarios superaron a otro rival directo como el Lugo en un partido donde la mejor noticia fue el debut de dos jugadores del filial amarillo, el meta Josep Martínez y el centrocampista Cristian Cedrés.

La pelea por evitar el descenso está más igualada que nunca, al igual que la lucha por entrar en el playoff. Esta jornada la suerte sonrió a Granada, Mallorca Deportivo. Todos ellos sumaron los tres puntos para afianzarse, los nazaríes en la segunda plaza, los bermellones en el cuarto puesto y los gallegos a las puertas de la sexta posición.

Lo peor de la Jornada 36 de La Liga 1|2|3

Los dos principales damnificados de la jornada fueron el Cádiz y el Sporting. Ambos se adelantaron en sus respectivos compromisos, pero vieron como Rayo Majadahonda Elche acababan logrando arañar sendos empates que les hacen perder algo de comba con sus rivales directos de la zona alta.

Lo mismo se puede decir de Tenerife Lugo. Los dos equipos ven cada vez más cerca el abismo del descenso. Los tinerfeños se vieron desbordados en el Francisco de la Hera, mientras que los lucenses tampoco mejoraron su imagen después del cambio de entrenador.

Peor todavía están las cosas para Nàstic Córdoba. Los dos colistas de la clasificación ni siquiera demostraron un nivel de competitividad suficiente ante Granada Zaragoza y su descenso a Segunda B solo es cuestión de jornadas, o mejor dicho, de esperar a que las matemáticas lo certifiquen definitivamente.

Esta última jornada tuvo además dos protagonistas adicionales: Sergio Egea Nino. El primero debutaba en el banquillo del Real Oviedo, y lo hizo con nota, ganando en Almería ofreciendo toda una lección táctica para dejar prácticamente sin opciones de ascenso al equipo andaluz. Por su parte, el delantero por excelencia de esta competición escribió en El Molinón un nuevo capítulo de su historia, siendo el mejor jugador de su equipo y logrando el tanto del empate.

Deja un comentario