Huesca y Rayo vuelven 

Hace algo menos de un año dos equipos nos dejaban. De esta forma, no formarían parte del estreno de Fondo Segunda. Sin embargo, nos alegramos por ellos. Se iban para pisar la élite Huesca y Rayo, Rayo y Huesca. Los oscenses, sin reblar, se estrenaban en la máxima categoría. El Rayo regresaba a un lugar en el que ha estado instalado con cierta frecuencia. Un éxito para ambos, un hito para los azulgrana.

Huesca y Rayo

La afición del Rayo | Rayo Vallecano

Ahora, ambos regresan. Se ha consumado su descenso y la categoría de plata les aguarda. No os lo deseábamos. A ninguno de los dos. Sin embargo, os abrimos la puerta de un lugar extraordinario que conocéis a la perfección. Sabéis de su complejidad, pero también de su belleza. Trataremos, entre todos, de que os volváis a sentir como en casa.

Huesca y Rayo

El Alcoraz, de Primera | SD Huesca

Ambos habéis luchado con honor y caído con resistencia. Orgullo. Bienvenidos de nuevo, aficionados de Rayo y Huesca. Soñaremos juntos. Caminaremos hacia el cielo.

El Nàstic se nos va definitivamente 

Era la crónica de una muerte anunciada. El Nàstic nos ha dejado definitivamente, lo ha hecho esta jornada y tras la victoria del Tenerife en el derbi. Las matemáticas ya no le alcanzan. Una deficiente planificación para una primera mitad de temporada desastrosa les condenó.

Ni tan siquiera Enrique Martín y una revolución invernal han podido levantar a los grana. Tras cuatro temporadas en plata en las que incluso soñó en oro, regresan al bronce. Sí, regresan al infierno. Hemos caminado esta primera temporada junto a vosotros. Hemos compartido análisis, posibles mejoras, os hemos acercado a los protagonistas y la actualidad de la Liga 1|2|3. Nos dejáis, pero estaréis en nuestra mente. Os seguiremos especialmente en vuestro próximo reto: regresar cuanto antes.

Huesca y Rayo

Becerra, disculpándose | La Liga

Desde aquí, mucho ánimo a la fantástica afición grana. Estamos seguros de que volveréis. Más fuertes, preparados para volver a dar guerra. Nos despedimos, pero os esperamos. Hasta pronto.

Deja un comentario