Un paso atrás sin retroceso en el Carlos Belmonte

La ilusión que sobrevuela Albacete durante este curso 2018/19 de La Liga 1|2|3 está cambiando de forma. Ya no se trata sólo el anhelo de volver a vivir la máxima categoría en primera persona. Esa emoción cada vez se materializa más sólidamente en nervios. Porque sólo quedan cinco jornadas por disputarse. Cinco finales. Y tras haber llegado a punto a esta parte del campeonato, es ahora cuando las preguntas encuentran las respuestas en el Carlos Belmonte.

Expectativas y posibilidades intactas

La afición del Carlos Belmonte, que volvió a acudir en masa al encuentro, esperaba el domingo una victoria, por lo que se tomaron el empate como un paso atrás, hasta un punto en el que los de Ramis fueron despedidos entre algunos silbidos y abucheos. Afortunadamente, sólo es una minoría ruidosa, presa de los nervios, la que no aprueba el resultado. Porque teniendo en cuenta de dónde viene el Albacete Balompié, y a dónde está llegando durante este curso, ¿qué más se le puede pedir a los jugadores?

Carlos Belmonte

El Carlos Belmonte, de gala

De esta forma lo aclaró el técnico del conjunto manchego en rueda de prensa: “Miro la clasificación, y lo que veo es que hay unos equipos ‘de locos’, y estamos por encima de ellos. En las últimas palabras del míster está la clave. El ‘Alba’ sigue por encima de sus rivales. El reparto de puntos, a simple vista, puede parecer un paso atrás. Pero, echando un ojo a la clasificación, no se ha retrocedido. Las opciones siguen siendo las mismas, puesto que en la capital de provincia siguen dependiendo de sí mismos.

El Numancia bloqueó el centro del campo

No hay que olvidar además, que no sólo ellos juegan el partido. Enfrente, se encontraba un CD Numancia trabajado, dispuesto a morir sobre el césped para salir del embrollo en el que se encuentran inmersos. López Garai hizo los deberes y planteó un encuentro rocoso y atascado. El sistema de los sorianos parecía un laberinto, pues estaba repleto de callejones sin salida. Los locales tuvieron que resignarse y aguantar pacientemente que los visitantes dejaran un mínimo espacio que aprovechar, algo que no sucedió. El trabajo en defensa fue perfecto: sólo concedieron una ocasión de gol, y Juan Carlos la despejó con una parada de escándalo.

Conformes con el reparto de puntos

López Garai dio el punto por bueno, y no es para menos. Puntuar en el Carlos Belmonte esta campaña es para presumir. Además, no sólo los resultados numantinos venían siendo negativos, también las sensaciones que plasmaba su fútbol, algo que sin duda se arregló el domingo. Volver a puntuar era un asunto capital, y una vez logrado, pueden empezar casi de cero.

Ramis también le otorgó validez al punto por lo ya mencionado anteriormente. El Albacete Balompié sigue ahí arriba. Como toda una temporada que está resultando de sobresaliente. En definitiva, lo que podría haber sido un chasco colectivo, deja a las dos entidades igual que antes de enfrentarse: dependiendo de sí mismas. En un momento de la temporada en el que se decide todo, Albacete y Numancia empezarán a resolver sus asuntos más adelante.

Deja un comentario