Girona FC, el retorno de un gigante

Hace dos temporadas vivimos el ascenso de un modesto a la máxima categoría. El Girona FC, tras varias temporadas persiguiéndolo, cruel frustración a veces, lograba alcanzar la gloria. Pese a su relación con el Manchester City, aquellos que conocemos más de cerca la idiosincrasia del club albirrojo, percibimos ese carácter afable del club gironí.

Girona FC

La afición, fiel al Girona | La Liga

Ahora, el Girona regresa a la categoría de plata. Lo hace tras dejar boquiabierto al fútbol español la pasada temporada, aunque tras protagonizar un descalabro de gran magnitud en el final de la temporada que acaba de finalizar. Lo certificó cayendo nuevamente en Mendizorroza, aunque llegaba al último envite con el descenso casi a asegurado. Eusebio ha naufragado y el conjunto catalán regresa a nuestra bendita categoría. Una Segunda de Primera que recibe a un modesto que vuelve convertido en gigante. Un abrazo de gol a la afición blanquivermella. 

Girona, un club acostumbrado a la plata

Obviamente, un descenso siempre es duro para una hinchada. Su club, su escudo, cae un peldaño. Pero lo hace con orgullo, orgullo gironí. Una afición acostumbrada a la categoría de plata, un club que aparenta haber construido bases sólidas para el futuro. La temporada que se avecina será un gigante en la Liga 1|2|3, y es que contará a buen seguro con el límite salarial más alto de la categoría. Con él, tratará de construir un proyecto ganador y fiable que le permita recuperar un lugar en la élite.

Girona FC

Granell: “Conocemos el camino a Primera y hay que repetirlo”

También es obvio que en esta maravillosa competición, la de la igualdad, el dinero no da la felicidad. Pero como en casi cualquier ámbito de la vida, ayuda. Más aún si se gestiona con responsabilidad, con sentido. Precisamente de ello y de saber construir proyectos deportivos pueden presumir en Montilivi.

Girona FC

Desolación tras certificarse el descenso | Girona FC

Ahora, con el descenso reciente, la tristeza puede invadir los corazones albirrojos. Pero muy pronto latirán de nuevo en rojo y blanco. Y creerán y se ilusionarán. Volverán a ser felices, o a perseguir la felicidad. Y lo harán con nosotros, porque os recibimos, Girona FC, con los honores que merecéis. Bienvenidos, amigos de Girona. Vibraremos.

Deja un comentario