Fran Fernández, se marcha un líder 

Almería había encontrado un guía. Había recuperado la ilusión por su equipo, en gran parte como consecuencia de un estandarte. Fran Fernández ha representado para la afición rojiblanca un halo de esperanza que hacía tiempo se anhelaba en la capital almeriense. Un técnico de la casa, del ‘Zapillo’, como se conoce al barrio almeriense al que el técnico pertenece. Ese olor a mar zapillero se había instalado en el seno de un equipo que, esta temporada sí, refrescaba los corazones almerienses.

Fran Fernández

Fran, dando instrucciones | UD Almería

La UD Almería había colocado la primera piedra para poder soñar con un proyecto estable. Quizá no ganador, o quizá sí, pero sin duda un proyecto ilusionante. Nueve meses ha durado el espejismo. Fran Fernández no ha aceptado la oferta de renovación del club de su vida. Tras esta última aseveración, saquen sus propias conclusiones. La mayor parte de la ciudad andaluza ya las ha deducido.

Un soplo de aire fresco de un técnico de ideas claras

No lo tuvo sencillo. Fran tuvo que demostrar en más ocasiones que nadie su capacidad, su valía. Salvó al equipo en las peores circunstancias, levantó al club cuando la caída era libre. Y, con muchas dudas, se le otorgó una oportunidad ganada a pulso. Su respuesta, visto lo visto, ha sobrepasado cualquier expectativa. La afición quiere a Fran Fernández, pese a que el técnico ha sido el más crítico precisamente con su afición. No se puede imaginar a alguien con mayor autoridad para hacerlo. Por ello, no ha encontrado enfrentamiento ante sus críticas, siempre constructivas pese a la dureza de las mismas.

Fran Fernández

Fran Fernández, en el banquillo | marca.com

Y es que el técnico almeriense ha construido un bloque sólido y compacto, eléctrico, fresco, atrevido y alegre. Una banda de rock en la que nadie estuvo por encima del grupo. Un equipo con todas las letras que no sólo no ha tenido que navegar en las profundidades sino que se ha atrevido a plantar cara a los gigantes. El mérito del técnico en la construcción de un equipo convertido en orgullo de la tierra es innegable. Ideas claras e igual claridad en el camino para desarrollarlas. Un orgullo para su gente.

Una salida sin explicación clara aunque con intuiciones claras

Los motivos de su decisión no han trascendido o no al menos con la claridad necesaria. Oferta insuficiente en lo económico o incertidumbre en cuanto al proyecto deportivo son algunas de las razones esgrimidas por el entorno mediático del club. Fran asegura no haber negociado aún con ningún otro club e incluso deja abierta la posibilidad de tomarse un tiempo para seguir formándose. Ante ello, es inevitable virar la mirada hacia la entidad, pese a que el técnico reconozca que su presidente intentó convencerlo hasta el último momento.

Fran Fernández

Fran deja el Almería | Ideal

Lo que está claro es que con Fran se marcha un alto porcentaje de ilusión entre los seguidores rojiblancos. Que se marcha un líder, un guía espiritual para una afición que había encontrado en él un motivo para creer. Las personas pasan, y las entidades perduran, aunque en este caso será complicado borrar la figura y el recuerdo de un técnico muy querido por su gente.

Toca pensar en el futuro en la UD Almería. En uno incierto, en el que todo apunta a que los jugadores que han cimentado una temporada ilusionante terminen saliendo. Uno en el que habrá que volver a confiar en el milagro de reconstruir el equipo, acertar en la apuesta low-cost y que el sustituto de Fran sea capaz de armar nuevamente una banda de rock excelente. No es fácil imaginar un nuevo éxito en un contexto tal. Fran, ya se te echa de menos a orillas del Juegos Mediterráneos.

Deja un comentario