Osasuna alcanza el Cielo

Se consumó. No pudo ser en Carranza, pero fue en el Carlos Belmonte. Osasuna alcanza el Cielo. Ese al que pertenece, en realidad, por multitud de motivos. Un club de la magnitud del navarro debe vivir instalado en el Cielo, debería ser casi una obligación. Y es que prescindir de una afición como la rojilla en Primera División es casi un sacrilegio. El Sadar, ese estadio lleno de magia, con ese ambiente tan espectacular, no merece otro destino. El Granada ganó al Albacete en el Belmonte y Osasuna se convertía así en el primer equipo ascendido de la temporada. La Plaza del Castillo se convertía anoche en un hervidero en el que celebrar el retorno a la élite. Enhorabuena, Osasuna.

El premio a la paciencia y la constancia

El inicio de temporada en tierras navarras no fue esperanzador. No fue hasta la cuarta jornada, ante la UD Almería, cuando Osasuna lograría su primera victoria. Fue la única en las primeras seis jornadas, ya que tras esa victoria encadenaría dos derrotas ante los dos equipos de Tarragona. Jagoba Arrasate se tambaleaba, de puertas para fuera. Y es que desde dentro jamás se dudó de él. Nunca estuvo cuestionado. El premio a esa paciencia y esa confianza en el técnico que había asombrado al mundo con el Numancia no se haría esperar.

Osasuna

Portada de Fondo Segunda para un sueño

En ese contexto, Osasuna se hizo fuerte en El Sadar. Ante su gente, los rojillos han sido inexpugnables esta temporada. Con ese sustento navegó el conjunto de Arrasate hasta el 10 de noviembre. En el Francisco de la Hera, y en el descuento, Roberto Torres daba la primera victoria a Osasuna como visitante. Fue un punto de inflexión. Desde entonces, los rojillos no pararon de crecer ni de creer. Ahí, Arrasate pareció dar con la tecla y desde entonces no ha dejado de pulsarla. El resultado, un equipo fiable, compacto, unido y solidario con una segunda línea de ataque aterradora. En Febrero alcanzaron el liderato y no lo han abandonado desde entonces.

Los protagonistas de un ascenso merecido

Y con ello, Osasuna ha alcanzado el Cielo con todo merecimiento. Con Rubén resucitado en portería, cuajando una temporada espectacular. Carlos Clerc y Nacho Vidal en los laterales, seguros en la retaguardia y amenazantes en las incorporaciones. Tres centrales contundentes y de garantías, como lo son David García, Aridane y un Unai García que ha terminado la temporada en la enfermería y en la memoria de sus compañeros. Un doble pivote complementario, con la lucha y el carácter de Oier acompañado de la sobriedad y calidad de Fran Mérida.

Osasuna

Rubén García y Roberto Torres, francotiradores

Diferenciales. Así podemos definir a Rubén García y Roberto Torres. Dos futbolistas que desde la segunda línea de ataque han sido el sustento de un ataque terrorífico. Los 7 goles del rockero rojillo y los 12 anotados por el ilusionista hablan sin tapujos de dos jugadores llamados a marcar diferencias también en la élite. Si le añadimos el resto de tangibles como las asistencias y los intangibles que cada semana han derrochado sobre el verde, nos encontramos ante una pareja letal. Y por delante, un falso nueve como Juan Villar que ha alcanzado la nada desdeñable cifra de 11 goles.

Un club en clara progresión global

Hablábamos de paciencia en las líneas anteriores. Es sólo una muestra de todo lo que Osasuna viene creciendo y mejorando como club en los últimos tiempos. Las cosas funcionan cada vez mejor en todos los rincones del club y, desde esta perspectiva, el crecimiento deportivo es una consecuencia lógica. Podríamos hablar de la excelente profesionalidad del departamento de comunicación del club, algo que vivimos de cerca, aunque evidentemente esa excelencia se percibe alrededor de un club que hace muy poco se encontraba en el extremo opuesto.

Así que hoy, Osasuna está de vuelta. En la Liga 1|2|3 perdemos un enorme activo, un club con mayúsculas. Una afición realmente extraordinaria, un estadio magnífico con un ambiente soberbio. Pese a la pérdida, no nos queda otra que alegrarnos. Como nuestro programa radiofónico indica, Osasuna ha completado su Camino al Cielo. ¡Enhorabuena, familia rojilla!

Deja un comentario