Una jornada menos para el final pero sigue sin aclararse la clasificación. Los únicos que cambian de mentalidad a partir de ahora son Zaragoza y Extremadura que confirmaron su salvación matemática este fin de semana. El resto seguirá peleando, ya sea por el ascenso directo, entrar al playoff o evitar esa última plaza de descenso que resta por otorgar. La tensión, como no podía ser de otra forma, sigue en aumento en los partidos que tienen algo en juego y eso se nota en la cantidad de jugadas que podrían ser analizadas por el VAR. A continuación las de la jornada 40:

MÁLAGA – ZARAGOZA

Poca discusión hay en esta acción entre Cifu y James Igbekeme. El nigeriano regatea al lateral malaguista y le zancadillea claramente. El árbitro no señaló nada. Sin embargo, con el uso del VAR, el Zaragoza tendría la oportunidad de lanzar un penalti para irse con ventaja de 0-2 al descanso.

Esta otra acción ya es más discutible. Parece que Blanco Leschuk está ligeramente adelantado cuando Pacheco realiza el centro al área. La regla del fuera de juego deja a la interpretación el poder señalarlo o no. Estos son los puntos que habría que comprobar de los que están recogidos en el manual de la IFAB:

  • intervenir en el juego, al jugar o tocar el balón pasado o tocado por un compañero o
  • interfiriendo en un adversario al
    • impedir que juegue o pueda jugar el balón, al obstruir claramente el campo visual del adversario o
    • disputarle el balón o
    • intentar jugar claramente un balón que esté cerca, y esta acción tenga un impacto en un adversario o
    • realizar una acción que afecte claramente a la capacidad de un adversario de jugar el balón.

Por lo tanto, como Blanco no toca ni disputa el balón, ni interfiere en el campo visual del defensor, habría que interpretar la palabra “cerca”. Está claro que el atacante quiere ser el receptor del centro de Pacheco, pero ese “cerca” de las normas da lugar a interpretación por parte del colegiado. En este caso el VAR, seguramente, sugeriría al árbitro revisar la acción bien para corroborar si su interpretación en directo fue la correcta o no.

Esta jugada pasó un poco desapercibida porque no hubo ni repetición durante la retransmisión. Jorge Pombo intenta hacerse con el balón amortiguándolo con la cabeza y Luis Hernández llega tarde. En cualquier zona del campo eso sería señalado como falta, pero al ser en el área parece que no es suficiente como para decretar la pena máxima. Con el VAR, esta jugada sería analizada y podría ser señalado como penalti.

OSASUNA – LAS PALMAS

Fiesta en El Sadar. Era el primer partido tras el ascenso logrado el lunes y los aficionados rojillos no se lo quisieron perder. Y fue fiesta total por la victoria, pero pudo resultar más difícil si este gol no hubiera subido al marcador. En el momento que Kike Barja toca el balón con su espalda, Juan Villar está adelantado. Usando la tecnología, el gol sería anulado.

Toda la polémica de este partido se acumuló en dos minutos. Tras el gol osasunista, Las Palmas intentó poner el empate, pero este centro de Fidel se estrelló en Clerc. En una primera impresión parece una intercepción normal, pero en la repetición se aprecia que golpea en su codo izquierdo. Está ocupando una zona mayor a la superficie de su cuerpo y no es una posición natural. Sin duda, podría castigarse como penalti.

NÀSTIC – ELCHE

En Tarragona vivieron una tarde de vaivenes. Con los de Enrique Martín intentando remontar, los aficionados llegados al Nou Estadi no entendieron por qué el árbitro señaló la falta fuera del área en esta acción. Juan Cruz agarra a Pol Valentín, pero lo hace fuera. La posterior caída del carrilero no fue por una infracción del jugador franjiverde, por lo que el colegiado señaló la única falta que hubo, que fue antes de entrar al área. El VAR no actuaría.

Quizás sí tendría algo que decir la tecnología en esta jugada entre Javi Flores y Noguera. El central argentino usa el brazo de forma desmedida para desplazar al centrocampista visitante. Como ocurría en la acción de Pombo y Luis Hernández, este tipo de jugadas tienden a no parecer penalti porque “no es suficiente”. Sin embargo, en cualquier otra zona del campo podría ser falta. El VAR, en este caso, sugeriría una revisión al árbitro.

TENERIFE – REAL OVIEDO

Otro choque en un salto por un balón dividido pudo costar un penalti al Oviedo. Precisamente el mismo jugador, Carlos Hernández, fue el autor de uno que sí fue señalado minutos después. En esta ocasión Nano intenta rematar a puerta y Carlos le arrolla por la espalda, llegando demasiado tarde. Usando el VAR esta acción podría ser castigada como penalti. Como mínimo se sugeriría una revisión.

Y en la misma área, pero en la segunda parte, se señaló penalti por mano de Alberto Jiménez. Pocas dudas dejó durante la retransmisión, ya que se ve cómo toca el esférico con su brazo derecho. Sin embargo, lo que no se veía de primeras era que Carlos Hernández le empuja. Coloca ambas manos en su espalda y, aunque con el vídeo no se puede asegurar la presión que hizo, sí que parece que fue lo suficiente como para influir en su acción. Es más que posible que el VAR dejase esta jugada en falta en ataque y balón para el Tenerife.

GRANADA – CÁDIZ

Era la fiesta del ascenso. O eso esperaban los aficionados nazaríes que llenaron el Nuevo Los Cármenes. Pero un gol de Aketxe en la segunda parte evitó el festejo local. Una alegría que se cimentó en un gol que debería ser anulado. El remate de Rodri hacia el segundo palo podría haber sido despejado por Lekic. Pero Antonio Puertas agarra al serbio y le impide realizar la acción con comodidad. Es cierto que Puertas, previamente había sido agarrado por Róber Correa, aunque con las imágenes apenas se percibe esa pugna. Por lo tanto, el gol no debería contar pero habría opciones de que el VAR dijese que se lanzase desde el punto de penalti. Jugada muy polémica.

En la segunda mitad, con el Cádiz intentando igualar el gol visto anteriormente, se produjo esta caída de Darwin Machís. Álvaro Vadillo intenta contactar con el esférico pero las imágenes no aclaran si lo logra. Lo que sí parece ocurrir es que impacta con el exterior de su pierna en el cuerpo del venezolano que, a su vez, hace mucho por caerse. El VAR sugeriría una revisión al colegiado con una pequeña inclinación para señalar el penalti.

DEPORTIVO – MALLORCA

Esta semana finalizó con este lance entre Domingos Duarte y Álex López en Riazor. Un partido atractivo para el espectador, con idas y venidas continuas, y que se saldó con una victoria deportivista con un tanto de penalti en el último minuto. Minutos antes, el central portugués Duarte pudo ser expulsado. En un contragolpe, él decide parar a Álex López usando sus brazos. Ya tenía una amarilla, pero el VAR no entra en acciones de segunda amarilla. Así, habría que valorar si es suficiente para ver una cartulina roja directa y no da la sensación de ser una agresión. Si el árbitro o sus asistentes lo viesen, podrían haber expulsado con una segunda cartulina amarilla a Domingos Duarte.

Ya quedan tan sólo dos jornadas para finalizar la temporada regular. A continuación empiezan los playoffs dónde las decisiones arbitrales pueden tener incluso una incidencia mayor. Por lo tanto, si durante las próximas semanas o incluso en las anteriores has visto alguna jugada que sea susceptible de ser corregida por el VAR, puedes enviarla por los siguientes medios: 

El Rincón del VAR de las pasadas jornadas:

Deja un comentario