Tan solo un año después de regresar a la Liga 1|2|3, el Mallorca afronta unos nuevos playoff de ascenso. El premio de hacerse con las dos eliminatorias no es otro que volver a la élite, a codearse con los mejores en la liga más exigente del mundo. Para ello, los de Vicente Moreno se encomendarán a algunas de las señas de identidad que han ido mostrando durante todo el curso.

Tras un meritorio quinto puesto, los bermellones se medirán al Albacete en el duelo de equipos revelación. Han sumado 19 victorias, 12 empates y 11 derrotas, con 53 goles a favor y 37 en contra. Ha sido el tercer equipo con más goles a favor junto al Cádiz y el sexto con menos en contra. En definitiva, un conjunto con contundencia en ambas áreas que bien merece análisis propio.

Una defensa consolidada con laterales de primer nivel

Probablemente se trate del equipo con mejores cuatro laterales del campeonato. Pervis Estupiñán y Salva Ruiz en izquierda, Fran Gámez y Joan Sastre en derecha. Tanto Fran como Salva empezaron el curso como titulares consolidados, pero sus otros dos compañeros se han ido imponiendo y se postulan como los dos laterales que van a ocupar los huecos en el once.

El ecuatoriano es pura potencia. Velocidad, presencia ofensiva y buen golpeo de balón. De hecho, es el protagonista de muchas jugadas ensayadas a balón parado que acaban con disparo suyo. Le falta mejorar en lo defensivo y en lo táctico, pero físicamente domina partidos. Dominio físico el que tiene también Joan Sastre, que además suma buen criterio con la pelota y constantes subidas al ataque.

Fran Gámez

Fran Gámez, un pulmón | Diario AS

En el centro de la zaga, Raíllo y Valjent han formado una de las mejores parejas de la categoría. Cada uno hace mejor al otro, se corrigen mutuamente con la velocidad que tienen ambos al corte y son muy fiables en el juego aéreo. Dos seguros de vida que mantienen a Manolo Reina sin protagonismo muchos partidos.

Muchas alternativas en lo ofensivo

Comandados por Salva Sevilla, los mallorquines cuentan con diferentes perfiles en el plano ofensivo. El propio Salva lidera la liga en recuperaciones de balón y pases completados, algo que refleja su doble vertiente y la importancia de su presencia en el campo. En 4-1-4-1, ocupa el puesto de interior, acompañado de Dani Rodríguez y con Marc Pedraza por detrás de corrector y salvavidas.

En las bandas, Lago Junior desde el flanco izquierdo y Aridai desde el derecho darán amplitud al juego del Mallorca. Especialmente Aridai, pues el marfileño tiende a buscar posiciones interiores cercanas a la de delantero. De hecho, ha ocupado esa demarcación en muchas ocasiones y suele dejar libre el carril para que Pervis aproveche el espacio generado.

En la punta de ataque, el croata Budimir. Un ariete de 1.90m con envergadura pero también criterio con el balón, finura. Cuenta con buenas aptitudes para controlar y descargar de cara o a los costados con mucha calidad. Aunque no es un super goleador en cuanto a números, tiende a colocarse bien, con inteligencia y aprovechando espacios. Buena definición, muy trabajador y un tormento a la hora de fijar centrales. Vicente Moreno suele sustituirle en las segundas partes cuando ya completa su faena, dejando a Abdon Prats mucho hecho.

Como revulsivos, además del citado Abdón y otro gran ariete como Álex López, Vicente cuenta con el talentoso Leo Suárez, que puede ocupar tanto el puesto de Dani Rodríguez por dentro como el de Aridai algo más abierto, pese a que tiende a involucrarse en la creación y zona de tres cuartos como un interior más. Baba suele ser otro recambio del técnico valenciano, un centrocampista de corte defensivo para contener resultados.

Velocidad y espacios, esenciales en el ataque bermellón

Donde mejor se desenvuelve el Mallorca es robando y saliendo rápido al espacio. Como una manada de leones, los de Vicente Moreno ofrecen una enorme verticalidad y no dudan: atacan el espacio. En ese contexto, es clave en primer lugar la subida de los laterales, los cuales cuentan con muchas opciones de centro y compañeros que se suman al remate. El espacio también lo atacan Lago Junior y Aridai, que encaran constantemente y gozan de buenas habilidades para desbordar rivales.

Lago Junior

Lago Junior, difícil de parar | ultimahora.es

Por otro lado, también cuentan con armas en ataque estático. Tanto Salva Sevilla como Dani Rodríguez cogen la batuta y filtran buenos pases interiores para esos desmarques habituales ya comentados en el anterior párrafo. Si se suma la visión de juego y calidad de Leo Suárez, el resultado es un ataque con variantes y que se adapta a distintas situaciones de juego. Tal vez no sea un equipo diseñado para mantener altas cifras de posesión pero sí con capacidad de superar líneas de presión y una verticalidad agobiante para el rival.

Por último, el balón parado es otro de los peligros de este equipo. Tanto con jugadas ensayadas como por la vía directa, con torres como Budimir, Raíllo o Valjent además de buenos rematadores en recámara como Álex López o Abdón Prats. También destacar el ya mencionado peligro de Estupiñán con disparos desde la frontal tras acción ensayada.

Dificultades lejos de Son Moix

A pesar de la buena posición en la tabla, uno de los lastres ha sido su nivel lejos de su feudo. Es el duodécimo de la liga en puntos sumados como visitante, con solo cuatro victorias. Además, es el decimocuarto en goles a favor. Datos muy reveladores de la irregularidad y falta de contundencia en partidos no jugados en Son Moix.

Otro factor en contra es el average particular con el Albacete. Dos derrotas (1-3 y 2-0) que evidencian las dificultades que ha tenido el cuadro de Vicente Moreno para imponerse a los manchegos. Cogerle las espaldas a Febas y generar superioridades contra Dani Torres puede ser una las claves, además de explotar el carril derecho en el que defenderá un ofensivo Jeremi Bela y Fran García.

En definitiva, una eliminatoria muy abierta, con factores positivos y negativos para el cuadro bermellón, pero en el que sin duda la ilusión y el hecho de ser uno de los equipos revelación remará a favor. Con estas claves, ya solo queda ver qué deparan estos playoff.

Deja un comentario