RC Deportivo, el gran tapado del playoff

Hoy es día grande en la Liga 1|2|3. Arrancan los playoff de ascenso, en los que conoceremos el último de los equipos que alcanza la gloria de la Liga Santander. Se enfrentan dos equipos que llegan en línea ascendente. El factor psicológico no parece estar demasiado decantado hacia ninguno de los bandos. El Málaga CF ha llegado hasta aquí arrasando, mientras el RC Deportivo alcanza la bola extra llegando desde atrás, agarrándola en la última jornada. Por eso, quizá, el equipo herculino sea el gran tapado de esta locura que prometen ser las eliminatorias por el ascenso. Desgranamos a un equipo con mayores recursos de lo que aparenta.

El vaivén de la Liga 1|2|3 también se vivió en Coruña

Y es que la categoría de plata entraña serias dificultades. En el primer tramo del campeonato, el Deportivo de la Coruña ofreció señales que invitaban a pensar en un serio aspirante al ascenso. Un fútbol serio, férreo y de línea ascendente, en el que el rombo de Natxo González parecía indicar el camino hacia el retorno a la Liga Santander. Una plantilla completa y de calidad, que además encontraba grandes irrupciones como las de Domingos Duarte, Caballo o Edu Expósito, entre otros. Carlos Fernández y Quique González formaban una dupla ofensiva que intimidaba, por su compenetración y capacidad de generar peligro al rival.

RC Deportivo

Quique celebra un gol | MARCA

Sin embargo, en la categoría de plata hay que estar preparado para que lleguen los momentos de duda. Y para ellos no pareció alistado el conjunto de Natxo González, ni el propio técnico. El Dépor se desinflaba, y Natxo no encontraba la tecla sobre la que pulsar para hacer que la situación girase. Así, al club gallego no le quedó otra que prescindir de su entrenador, en el que creyó hasta que las matemáticas quemaban. Ahí, apareció Martí, para tratar de dar otro aire a un equipo que necesitaba que ocurriesen demasiadas cosas para agarrarse al objetivo. Y sucedieron, eso sí, más por demérito de los rivales que por méritos propios. En cualquier caso, el Dépor, paulatinamente, ha mejorado ciertos registros que le pueden ser de vital ayuda en las eliminatorias decisivas.

Seguridad defensiva y un bloque compacto

La seguridad defensiva ha sido una virtud que ha sostenido durante toda la temporada a los herculinos. Con Dani Giménez realizando una temporada excelsa en la que ha sostenido con grandes actuaciones al equipo como punto de partida. O con una pareja de centrales compenetrada, de altura y segura como la que forman Pablo Marí y Domingos Duarte. Los laterales no han terminado de cuajar, especialmente en ataque, pero los Caballo, Saúl García o Bóveda han cumplido de maravilla en la zona defensiva. Así, se han convertido en la tercera defensa menos goleada del campeonato, algo que habla muy bien del trabajo de retaguardia en tierras gallegas.

RC Deportivo

Domingos Duarte, baza deportivista | La Voz de Galicia

Obviamente, esos números excelsos en dicha parcela se sustentan también por el trabajo del resto del equipo. A día de hoy, el de Álex Bergantiños se antoja fundamental. El capitán herculino se ha hecho definitivamente con el sitio en la medular, en el que aporta el equilibro necesario al grupo. De menos a más, tener a su lado a Edu Expósito es una garantía absoluta para echar el cerrojo a la zona más delicada.

Edu Expósito, sustento de la capacidad creativa herculina

Y hablábamos del canterano catalán como garantía en la medular, con el añadido de que en su caso lo es tanto a nivel defensivo como ofensivo. Edu es sin duda el faro sobre el que gira el fútbol deportivista, ofreciendo salida al juego, asociándose con clarividencia e incorporándose al ataque con frecuencia y oportunismo. Él hace funcionar, cada vez más, a la segunda línea de ataque, en la que Fede Cartabia y Borja Valle se presentan en el playoff como auténticas amenazas.

Leer más | ‘Quique y Carlos, pareja letal’

Bajo la creatividad y verticalidad de los dos extremos, se camufla el peligro que han de representar los delanteros del conjunto coruñés. Con Carlos Fernández y Quique González tratará el Deportivo de amenazar la seguridad malaguista. El canterano sevillista, si logra tener continuidad, ha demostrado ser uno de los delanteros de referencia por su capacidad asociativa y goleadora. Y Quique González, vertical e indetectable, puede formar una pareja letal junto a su compañero de batalla.

Discontinuidad y desconexiones que pueden pagar caras

En el polo opuesto, no olvidemos que el Dépor llega hasta aquí en la peor posición clasificatoria de los cuatro equipos en liza. Y ello, obviamente, no es por casualidad. Un rendimiento discontinuo, dificultad para encontrar el fútbol y el ritmo de los partidos y desconexiones preocupantes en el juego son sin duda los puntos débiles que debe esforzarse en mejorar el conjunto de Martí. Aún así, y con tal cuota de calidad en su plantilla, descartar al Deportivo de la Coruña parece, a priori, una temeridad. De ahí que se le pueda catalogar como el gran tapado de estos playoffs.

Deja un comentario