El Dépor toma ventaja en un inicio de playoff de locos

Locura. La que esperábamos, la que cada temporada nos acerca el playoff de ascenso. Esa que vivimos en una noche mágica en Riazor. Puro fútbol, pura pasión. Frenética fantasía convertida en balompié. El Dépor reinó en ese contexto de frenesí. Un regalo para los sentidos con su éxtasis en una segunda mitad superlativa.

El Málaga golpeó primero y lo hizo por partida doble

El encuentro ya nació frenético. Y el Málaga, apoyado en un Ontiveros en estado de gracia, aprovechó una puesta en escena inmejorable. Luis Hernández adelantaba a los malaguistas, pero el Dépor no estaba dispuesto a hincar la rodilla fácilmente. Carlos Fernández empató desde el punto de penalti, aprovechando el primero de los graves errores de Ricca.

Dépor

Carlos Fernández y Borja Valle, celebrando | La Liga

Pero Javi Ontiveros había irrumpido en Riazor dispuesto a dejar su sello, y lo hizo con un disparo violento que se alojó en la jaula de Dani Giménez. Así, el Málaga hacia cumplir el guión esperado llegado el descanso.

Martí tocó las teclas y sus piezas encajaron el puzzle

Martí tomó nota de lo sucedido y detectó la vía de escape. Cartabia y Pedro, cada cual a la banda de su pierna, y exhibición en la medular de Edu Expósito. La segunda mitad herculina fue un vendaval de fútbol y furia desatada sobre la puerta andaluza.

Dépor

Pedro Sánchez y el equipo, éxtasis | La Liga

Pedro Sánchez ejerció la presidencia para establecer la igualada y Carlos Fernández, en una jugada hilada por Edu Expósito y Cartabia, llevó la locura a Riazor. Ontiveros seguía empeñado en erigirse en héroe, pero el palo negó la gloria al extremo.

El Dépor había dado la vuelta a un combate que se acercaba al KO pero no se quedó en la victoria a los puntos. Olió la sangre y mordió el cuello de su víctima. Un disparo seco de Borja no otorgó reacción a Munir, que de reojo avistaba el 4-2 del electrónico de Riazor. Así como el Dépor avista el Valle. Bajo la batuta de Edu Expósito,excelso; con la electricidad de Fede, Carlos y Borja. Camino despejado, aunque quedan 90 minutos repletos de curvas en La Rosaleda. Esto son los play-off. Esta es la magia de la Liga 1|2|3.

Deja un comentario