Víctor Díaz, premio a la constancia 

El Granada merece, quizá, un último homenaje en Fondo Segunda antes de partir a la élite. Y ese homenaje le va a llegar a través de Víctor Díaz. La del futbolista sevillano es la historia definida de forma paralela a la de su equipo. El premio a la constancia. Como el Granada, Víctor Díaz ha retornado a la élite por insistencia y fe.

Víctor Díaz

Víctor Díaz celebra | Ideal Granada

Podríamos haber elegido a Silva, portero menos goleado. O a Germán, líder en la retaguardia y atractor de focos. Incluso a Vadillo, cuya historia también merecería un reconocimiento. Pero lo hacemos con un currante del fútbol excepcional como lo es el ex sevillista.

Constancia, denominador común

Y es que el Granada no consiguió su objetivo la pasada temporada, que no era otro que el ascenso. La anterior, su lateral derecho bajaba un escalón desde Primera a Segunda. El Leganés no le renovaba y su nuevo equipo recién había descendido a la categoría de plata. Ambos buscaban el retorno y el golpe de no lograrlo debió ser un mazazo enorme.

Víctor Díaz

Víctor Díaz polivalencia | Granada Hoy

Ambos se levantaron. Diego Martínez llegó a la ciudad nazarí para levantar el ánimo, para recuperar la fe. Con un discurso humilde, con el trabajo como valor innegociable. Como hormiguitas, el Granada, Diego y Víctor han construído un regreso merecido y trabajado.

Polivalencia y constancia, Víctor y Granada de la mano

Un futbolista completo, polivalente y comprometido. Espejo en el que mirarse para cualquier club, para cualquier entrenador, para cualquier proyecto. Así, Víctor Díaz ha renovado con el Granada hasta 2022. Y ambos seguirán de la mano, persiguiendo objetivos comunes. Luchando por alargar la estancia nazarí en el lugar que le corresponde por historia, afición y ciudad. El premio a la constancia para Víctor Díaz, alcanzado y nuevamente perseguido.

Deja un comentario