Mallorca y Alba, ganó el fútbol de plata

Las lecturas pueden ser múltiples y sobre ellas escribiremos a continuación. Una batalla fabulosa libraron Mallorca y Albacete, sin cuartel y frenética. En el Fondo, la sensación de que el fútbol de plata fue el vencedor. El Mallorca pasó la eliminatoria, no lo olvidamos. Pero el poso que nos ofrece la resolución de ambas eliminatorias es el de que somos afortunados aquellos que vivimos esta bendita categoría con una pasión absoluta. Desmesurada, suelen afirmar algunos. Aunque cuando llegan estas fechas todos coinciden. Apasionante. Frenético. Espectacular. Es la Liga 1|2|3. Y equipos como Mallorca y Albacete nos representan. Otra espectacular lección nos la han ofrecido las aficiones. Las de Málaga y Albacete nos han emocionado con sus reacciones inmensas a las derrotas de sus equipos. Son de Primera.

Los detalles, claves en una eliminatoria espectacular

En un contexto de tan marcada igualdad, los detalles son los que decantan la balanza. La actuación arbitral en la ida, con los evidentes penaltis a Zozulia y Manaj; el paso atrás de Ramis con el 1-0 en Son Moix buscando minimizar daños, o el gol en el minuto 89 de Dani Rodríguez fueron protagonistas en la ida.

Mallorca

El Alba llegó rodeado de su afición | Albacete Balompié

En la vuelta, el Alba logró dar el zarpazo en la primera mitad y se vio a un paso de igualar la eliminatoria. Como reconocía el técnico manchego tras el partido, nunca se sabe si es mejor anotar pronto, cuando te queda tanto  para pensar o hacerlo en el 70 y aprovechar la inercia. Volvió el Alba a pedir un penalti a Zozulia, Tomeu mantuvo con vida a los manchegos y Reina salvó la prórroga ante el ucraniano y Eugeni Valderrama. Detalles. Ante tanta igualdad, es inevitable su protagonismo.

El pulso en los banquillos

También en la banda se ganó y perdió la eliminatoria. Vaya por delante que la temporada de ambos ha sido brutal. En cualquier caso, Vicente Moreno ya se había enfrentado a situaciones similares, mientras su homónimo no. Por momentos, pareció ser una ventaja para los bermellones. Ese paso atrás de Ramis en Son Moix, tratando de guardar la ropa. Esa apuesta inicial en la que Eugeni no tuvo cabida, en la que el Mallorca fue superior precisamente en la medular.

Mallorca

La afición bermellona, en el Belmonte | RCD Mallorca

El empeño en mantener la pareja en punta en la vuelta o la sustitución de Febas cuando todo se iba a decidir. Decisiones que, a posteriori, parecen debatibles. Sin embargo, nadie mejor que Luis Miguel Ramis puede conocer el estado de su plantilla y los motivos de sus apuestas.

Vicente Moreno, por su parte, fue fiel a un estilo. Sin Budimir, pudo aprovechar el trabajo de la temporada, en la que mantuvo a Abdón Prats y Álex López activos. Además, supo adaptarse a su rival en la vuelta, ajustando detalles en el sistema y siendo atrevido por fases para minimizar el empuje del Alba.

Fin al sueño del Queso Mecánico 2.0 y dos históricos en el último escalón 

Así, se acabó el sueño del Queso Mecánico 2.0. Honor a un equipo que nos ha hecho disfrutar del fútbol de lo lindo esta temporada. A todo lo plasmado hasta aquí, añadir que el conjunto manchego logró formar una plantilla con gran calidad pero quizá corta de efectivos. El físico se resintió y el tramo final se le hizo largo quizá a los de Ramis.

Mallorca

Bela anotó y acabó exhausto | Albacete Balompié

Dos históricos se verán en la final del play-off y Son Moix será el escenario que termine decidiendo el último equipo que asciende a la Liga Santander. Un duelo que promete aún dibujar un gran final a la extraordinaria historia que se ha escrito durante una temporada apasionante. Disfrutemos. Vivámoslo.

Deja un comentario