Aritz López Garai aterrizó en Soria para suplir una sombra muy alargada. El legado de Jagoba Arrasate en el CD Numancia era difícilmente igualable, casi surrealista. Pero la afición de Los Pajaritos, tras haber presenciado unos ‘playoffs’ de ascenso a La Liga Santander, tumbando además al Zaragoza de Natxo González, tenía ganas de repetir. Y es que la exigencia de una parroquia que no se amoldaba al objetivo real del club, terminó provocando el divorcio entre López Garai y la grada, lo que posteriormente desembocaría en la destitución pese a haber renovado este mismo año.

López Garai causó grandes expectativas

El vizcaíno llegaba al club con un buen cartel tras haber realizado una gran campaña en el Reus, dónde cumplió holgadamente el objetivo de la permanencia. Su equipo además, había desarrollado un juego atractivo y alegre, de esos que siempre se agradece ver.

López Garai

López Garai, dando instrucciones | La Liga

Por ello, su llegada a Soria generó expectación, una expectación que no quedó satisfecha. López Garai comenzó el año sin sobresaltos, avanzando durante toda la primera parte de la temporada en mitad de tabla, sin acercarse a los puestos de promoción ni a los de descenso. Sin sobresaltos. Su seña de identidad siempre fue el 4-3-3, unas veces ofensivo y otras defensivo, en función de lo que reclamara el partido.

Divorcio con la afición numantina

Pero la afición del Numancia terminó cansándose de ser testigo de una temporada en la que no parecía haber nada en juego. Y el que pagó el pato, fue el míster numantino. El momento de mayor diferencia entre ambas partes quizá fue el que se vio tras el Numancia 2-1 Granada. Ni siquiera derrotar al segundo clasificado de La Liga 1|2|3 fue suficiente para calmar los ánimos. Y López Garai, como es lógico, no se achantó en una rueda de prensa en la que sus declaraciones fueron demoledoras.

López Garai

Tendrá una nueva oportunidad en Tenerife | La Liga

“Piensas que ya es algo personal, si juegan en corto se enfadan, en largo se enfadan, te pones 2-0 y se enfadan. Espero que no sea personal. En el día a día siempre digo que debes ser feliz, pero esta victoria me deja triste y tocado porque no me gusta lo que veo. El equipo nota el ambiente del estadio, no es lo mismo jugar liberado”, comentó el vizcaíno.

Falta de recursos que impedía las exigencias

La grada exigía más, pero analizando los recursos de los que se disponía, no se podía dar más. El CD Numancia no cuenta con un gran presupuesto, lo que provoca que la plantilla tenga algunas carencias. La más visible y evidente, la falta de gol. Entre Higinio, Guillermo y David Rodríguez, sus delanteros centro, sólo sumaron 16 goles; fue Diamanka (centrocampista) quien con nueve dianas tuvo que echarse al equipo a la espalda en la faceta anotadora.

Merece una mención también el hecho de que, debido a la falta de regularidad de muchos jugadores, a López Garai le costó horrores encontrar un once titular de garantías (si es que lo terminó encontrando).

Una nueva oportunidad de la mano del CD Tenerife

López Garai ha demostrado en innumerables ocasiones ser un buen entrenador, acertando en los planteamientos de los partidos y también interviniendo durante el transcurso de éstos. Y sobre todo, cumpliendo objetivos. Es cierto que el Numancia atravesó una mala racha a final de temporada que hizo peligrar su continuidad en Segunda División, pero finalmente se esquivó el bache. Su único delito fue no encajar en ese ambiente.

De cara a la temporada 19/20, gozará de una nueva oportunidad en el CD Tenerife, un equipo que esta temporada también ha atravesado momentos muy difíciles y ha sido dirigido hasta por tres entrenadores. El fútbol esta vez ha sido justo, y pese a todo, López Garai podrá continuar en La Liga 1|2|3.

Deja un comentario