Tras un año en blanco, el fútbol leonés vuelve a estar representado en la categoría de plata. Y después de tres años en el infierno, la SD Ponferradina regresa al fútbol profesional, a La Liga 1|2|3. Pero hay maneras y maneras de protagonizar un ascenso. La de los chicos de Bolo, ha sido muy contundente y sobre todo, arrolladora.

Un final de liga perfecto se sobrepone a la Segunda B

De los tres años que han militado en la Segunda División B, éste ha sido el único en el que han logrado disputar los ‘playoffs’ de ascenso. En su primer año se quedaron a las puertas (quintos), mientras que la temporada pasada ni siquiera se acercaron (duodécimos). Tal es la dureza de la tercera categoría más importante del fútbol español.

Sin embargo, los bercianos han firmado un año inmaculado para volver a un sitio que habían frecuentado sobre todo los últimos diez años de su historia. Terminaron la liga como segundos clasificados, pero el momento de forma en el que lo hicieron ya presagiaba lo que veríamos en estas eliminatorias. Siete victorias y tres empates en los últimos diez partidos del Grupo I. Si a esos números, se les suma una derrota y cinco victorias en los seis partidos de la promoción, el resultado es una racha casi perfecta en una categoría dónde resulta impensable lograrla.

Promoción de ascenso (casi) inmaculada

Ni Cornellá, ni Cartagena, ni Hércules fueron rivales para la Ponferradina. Los alicantinos además sucumbieron con un resultado alarmante: 4-1 en el global de una eliminatoria que ya se cerró en la ida, dónde perdieron 1-3 en el Rico Pérez. Se mire por dónde se mire, la gesta de los de El Bierzo es una proeza.

Habrá distintas teorías sobre cómo triunfar en el pozo que es esta liga. Sin embargo, la manera que ha tenido Bolo de enfocar el asunto es ejemplar. A través de la inteligencia táctica. Ha construido un equipo y lo ha dotado de diferentes registros y variantes, perfectamente equipado para enfrentar cualquier situación.

Variedad táctica y de recursos para encarar un partido

El mejor ejemplo de ello, lo encontramos en un partido ya mencionado en estas líneas, el del Rico Pérez, escenario en el que el fútbol de la Ponferradina alcanzó su máxima expresión. Aturdieron al Hércules a los tres minutos de comenzar el choque; esperaron atrás, dejaron que los alicantinos tomaran la iniciativa del juego, pero con un sistema defensivo perfecto, no sufrieron ni una pizca. Más tarde, adelantaron la línea y tomaron ellos la ofensiva, anotando el segundo gol del partido cuando se aproximaba el descanso. Y en la segunda parte no especularon. Salieron a la carga y cayó el tercero.

La importancia de saber leer un partido

De saber interpretarlo y entender cuándo es el momento de defender y cuándo es el de atacar. Utilizando además diferentes sistemas: desde aguantar atrás sólidamente y jugar el balón en largo, hasta dominar el centro del campo con un deslumbrante juego de posesión.

Regreso a La Liga 1|2|3

La SD Ponferradina vuelve tres años después a La Liga 1|2|3 con total merecimiento. Afrontarán un reto muy duro, pues abandonan el pozo para aterrizar en una de las categorías más igualadas e impredecibles que existen. Pero viendo las capacidades de adaptación de este equipo, los chicos de El Bierzo encontrarán la manera de afrontar la temporada.

Deja un comentario