El CD Tenerife y su hoja de ruta

Se avista un verano ajetreado en las oficinas del Heliodoro Rodríguez López. El CD Tenerife afronta una profunda renovación de la plantilla buscando suplir con garantías las sensibles bajas que sufrirá el club, además de buscando elevar el nivel en algunas posiciones en las que el rendimiento pudo ser mejor la pasada campaña.

Con la única premisa de hacer un Tenerife más competitivo y más completo se ha puesto manos a la obra Víctor Moreno, el cual ya ha cerrado la incorporación de Álex Bermejo para las tres próximas temporadas. El que muchos catalogan como un mediapunta ha llegado libre tras no renovar su contrato con el Espanyol B.

Una nueva fórmula para formar plantilla

Tal y como avanzó Moreno en su última comparecencia pública, el tipo de fichajes que busca la secretaría técnica comparte fórmula con el fichaje del catalán. “Fichajes a coste cero y con el salario mínimo, que confeccionen la plantilla 2019-20, pero pensando en la de la temporada siguiente o la de la campaña 2021-22, con el objetivo de que los veranos siguientes no sean tan movidos como este”.

Parece que el director deportivo es consciente de la situación actual del Tenerife. Un equipo con demasiados vaivenes en las últimas temporadas que necesita de un proyecto de futuro que se empiece a forjar desde el presente.

López Garai, un nuevo guía 

Para ello ha contratado los servicios de López Garai. Un entrenador con las ideas muy claras que ha dejado su sello con mayor o menor fortuna en Córdoba, Reus y más recientemente en Numancia, siendo esta última etapa bastante menos exitosa que las dos vividas anteriormente.

La casa, por la portería

En su presentación, aparte de los clásicos tópicos ha dejado un titular remarcable. “Ya le he dicho al club que en la portería tenemos que tomar decisiones”.

Dani Hernández, Carlos Abad y Ángel Galván tienen contrato en vigor. A priori, para casi cualquier equipo de la categoría, la portería estaría cerrada con dos de estos tres porteros. No es el caso del Tenerife, que busca un perfil diferente.

Se busca un portero con buen juego de pies y capaz de saber jugar con una defensa adelantada, pero sin olvidar que el fin último del portero es salvar goles tal y como ha hecho, pese a algunos baches, Dani Hernández.

En principio Carlos y Ángel deberían salir cedidos nuevamente, mientras que el papel de Dani en la futura plantilla está por ver. La intención es firmar al menos a un portero con las características antes citadas para que compita directamente con Dani.

Las opciones para el arco

Becerra o Caro son algunos de los nombres que han sonado. Ortolá, al acabar su etapa en Coruña sin minutos sería otra buena opción.

Por último, sería interesante que las cesiones de Carlos y Ángel fueran a equipos en los que además de contar con minutos, trabajasen la misma línea de juego que la aplicada por López Garai para el Tenerife.

Cubrir el vacío de Héctor y Jorge en retaguardia

No es solo un verano importante en el club por el número de fichajes a realizar. También lo es por el nivel de los jugadores a reemplazar. En este sentido, los dos mejores defensas de la temporada pasada no volverán a jugar en el Heliodoro con la elástica blanquiazul la próxima temporada.

En el caso de Jorge, su marcha al Valencia deja un pellizco en las arcas del club, mientras que la no renovación de Héctor deja una afición contrariada y una posición que genera dudas dado el rendimiento de un Isma López que ha destacado más en área rival que en área propia.

El caso de Isma López es parecido al de Mauro dos Santos. Ambos son dos jugadores de los que se espera más dada la experiencia y el rendimiento de ambos en el pasado. Dicho rendimiento deberá ser superior al mostrado estos meses con la realización de la pretemporada.

La defensa, una línea clave 

Haciendo recuento, la defensa blanquiazul cuenta con Luis Pérez, Mauro dos Santos, Carlos Ruiz, Alberto, Camille e Isma López. El club deberá afrontar al menos dos fichajes de garantías en esta posición. Un central que cubra el hueco de Jorge parece indispensable, mientras que el otro fichaje podría ser el de un lateral que sustituya a Camille tras su salida del club.

Lo que sí parece claro es que se va a hacer lo posible para que el lateral derecho del filial Fede tenga minutos con la primera plantilla la próxima temporada.

¿Es posible sustituir a Milla?

Si un equipo pierde a su mejor jugador tiene un grave problema. No iba a ser menos el Tenerife, que ha visto como gran parte de la permanencia conseguida ha pasado por las botas de uno de los mejores centrocampistas de la categoría. La gravedad del problema dependerá como casi siempre del acierto en la resolución del mismo.

Casi con toda seguridad Milla no será jugador del Tenerife la próxima temporada. El jugador madrileño recalará en alguno de los varios equipos que se han interesado por su situación.

No obstante, dicha marcha deberá ser bien reemplazada con la cantidad recibida por su traspaso. El club se ciñe a la cláusula de rescisión, pero también se podría negociar un traspaso si se incluyese en la operación algún jugador que no entre en los planes del club interesado en Milla.

La medular, zona previsiblemente más debilitada

A la marcha de Milla habrá que sumar la de un Racic cuyo rendimiento se fue diluyendo con el paso de las jornadas. Parece vital encontrar en el mercado dos jugadores con capacidad para dirigir la sala de máquinas junto a la ayuda de Undabarrena, Aitor Sanz, Alberto o el canterano Javi Alonso.

El jugador vizcaíno ha sido el fiel reflejo de la temporada del club. Ha dado la sensación de ser un jugador bastante aprovechable casi a la par que otras tantas veces ha parecido desbordado. Aún así, su juventud, la apuesta hecha en su momento y la mala temporada en global del equipo deben poner en perspectiva que la mejor opción para ambos sería darse una segunda oportunidad.

Caso distinto es el de Aitor Sanz y Alberto. El primero afronta la recta final de su recuperación y su rendimiento será una incógnita. El majorero parece haber sido trasladado en los últimos tiempos al eje de la defensa habiendo ofrecido su mejor versión, no obstante, en el centro del campo.

La mediapunta, cerrada

La posición de enganche parece de las pocas posiciones en las que no habrá más altas. Borja Lasso y el reciente fichaje de Álex Bermejo deberán convencer a López Garai de cara a un puesto en el once titular.

Caso similar al de Mauro es el de Borja Lasso. El sevillano dio muestras de calidad en sus primeros partidos en la isla, pero al igual que Racic acabó diluyéndose para ver desde el banquillo las jornadas finales. La afición espera un paso adelante del ex de Nervión.

La llegada de Álex Bermejo provoca la salida de Tyronne. El grancanario no ha terminado de cuajar en la isla y deberá buscar plaza en la que lidiar.

El mal mayor

Si analizamos las causas de la mala temporada chicharrera, aparece la falta de gol como la mayor de ellas. Malbasic, Nano y Naranjo no cumplieron con las expectativas y el equipo echó en falta una mayor producción ofensiva para, al menos, no pasar tantos apuros.

Malbasic fue sin dudas el mejor delantero del equipo, pero su mejor versión fue vista lejos del área. Naranjo fracasó estrepitosamente como refuerzo estrella y no se vio ni rastro del Nano que en su día fue el fichaje más caro de la historia del Éibar.

Parece claro que debe haber una reconstrucción en la delantera. No será fácil dada la situación contractual de Naranjo o Malbasic. Pese a ser el serbio de lo poco salvable la temporada pasada siempre ha habido cierto “run-run” en cada ventana de fichajes.

Un déficit complicado de paliar

Tampoco será fácil asegurar gol en el mercado veraniego. La Segunda División acostumbra a ser una categoría que no perdona, en la que jugadores aparentemente con gol como el propio Nano u Ortuño – por poner un ejemplo – bajan notablemente sus cifras goleadoras respecto a anteriores campañas. Los que no lo hacen suelen ser carne de Primera División o aspiran a firmar un contrato con los gallitos de la categoría como es el caso de Quique González.

Sin embargo, existen alternativas por las que valdría la pena hacer un esfuerzo económico. Una de ellas es la de Jorge Pombo. Su periplo en Zaragoza parece haber acabado y sería con casi toda seguridad un refuerzo de campanillas para el esquema de López Garai.

Por último, el Tenerife deberá buscar como mínimo un jugador que sepa desbordar desde la banda. Un perfil que echó en falta la pasada temporada. Suso no es eterno – aunque lo parezca – y aún más con la salida de Montañés, se deberá realizar al menos una incorporación que saque al equipo de la previsibilidad que tanto acostumbró a mostrar la pasada temporada.

Un mercado de incertidumbre

En conclusión, se avecinan unos meses en los que pocas certezas se atisban. Asumiendo no ser un club tan atractivo para los jugadores como en las últimas temporadas, el Tenerife deberá hilar muy fino para conseguir formar un equipo de plenas garantías. Reemplazar las bajas de Milla y Jorge, acertar con la delantera, y complementar la plantilla con jugadores de presente y futuro se antojan las claves de una hoja de ruta por la que el CD Tenerife busca volver a ilusionar.

Deja un comentario