Una de las características más propias de la Liga 1|2|3 es que es cíclica. Cada año cuenta con nuevos candidatos, nuevas oportunidades para aspirar a ascender a la élite. Equipos que caen en los pronósticos y otros que suben en las quinielas tras un gran verano de fichajes. Si hay uno en particular en esta segunda lista, ese es el Elche de Pacheta, que ya prepara el nuevo proyecto.

Tras un final de temporada inmaculado, en el que consiguieron cerrar la salvación con muchas jornadas de antelación, el cuadro ilicitano planteó este verano como una oportunidad de, manteniendo la columna vertebral, hacer algunos movimientos en posiciones claves que permitieran construir una plantilla amplia, con alternativas y fondo de armario.

El apartado de bajas parece cerrado. Desde el club se hizo pública la lista, con jugadores que acababan cesión, que finalizaban contrato, así como descartes. En el primer grupo, Karim Azamoum, Nacho Gil, Alfred Planas y Carlos Castro abandonan la entidad. Por otro lado, Xavi Torres, Neyder Lozano (ha fichado por el Granada), Manu Rodríguez, Alexander González y José Juan no han renovado sus relaciones contractuales. Y por último, como descartes, Benja, Provencio, Collantes, Nando Quesada y Lolo Pla. 

Elche

Nino, en El Molinón | El Desmarque

La medular, principal posición reforzada

Por el momento, los esfuerzos de la dirección deportiva ilicitana se han centrado en fortalecer el centro del campo. Pere Milla llega tras haber jugador en equipos como Eibar o Numancia. Más de 50 partidos en la categoría de plata, puede ocupar tanto posiciones de mediocentro y mediapunta como tirado a una banda. Hace dos temporadas jugó 35 partidos con el Numancia, pero esta última apenas ha tenido protagonismo en Ipurúa con el Eibar.

Por otro lado, el Elche se hizo con los servicios de Mfulu, un pivote defensivo procedente de Francia con mucho físico, recorrido y calidad con la pelota y en conducciones, aunque peca de arriesgar en exceso en salida de balón. Procede del Red Star y disputó 28 partidos, además de anotar un gol, en la Ligue 2 el pasado curso. Tiene tan solo 25 años.

También aterriza en tierras ilicitanas Fidel Chaves, el hijo pródigo del Elche que regresa a la que fue su casa. Un baluarte que no ha tenido su mejor campaña en Las Palmas, dada la irregularidad de su equipo. Sin embargo, ha gozado de picos de fútbol en varios partidos que le han permitido demostrar que su calidad sigue ahí. Ha jugado 26 partidos (solo 15 titularidades), con la baja cifra de dos dianas.

Ramón Folch, el último en llegar

Otro futbolista en situación parecida a Fidel. De más a menos en una temporada algo floja de un futbolista que demostró mucho en campañas anteriores en Reus y el propio Oviedo. A pesar de ello, ha jugado 34 partidos, con cifras de un gol y dos asistencias y la sensación de que, a pesar de que podía haber aportado más, ha ayudado mucho en la zona de pivote y centro del campo.

Elche

Foto: Elche CF

Un jugador que puede ocupar varias posiciones, que se ofrece como primera espada en salida de balón. Cuenta con criterio y en tareas defensivas ejerce de corrector, tanto en basculaciones a la banda como en transición. Peleará con Mfulu y Manu Sánchez por un puesto de titular en el pivote, teniendo en cuenta que Pacheta probablemente mantendrá el 4-1-4-1.

Y precisamente de la decisión que tome Pacheta sobre qué sistema utilizar dependerá qué piezas encajan en el puzzle. Partiendo del 4-1-4-1 habitual, el técnico cuenta con tres hombres en el pivote como Mfulu, Manu Sánchez y Folch. En los puestos de interior, Nino, Javi Flores, Gónzalo Villar y Pere Milla pelearán a priori por dos sitios.

En los extremos, además de poder jugar ahí Pere Milla, Pacheta cuenta con cuatro futbolistas de muchos quilates. Dos que acabaron de titulares como Iván Sánchez y Josan, los cuales han cuajado un temporadón, más Borja Martínez que ofreció un tremendo rendimiento a principio de curso antes de lesionarse. Como cuarta espada, un Fidel Chaves dispuesto a agitar la coctelera.

Y aún quedan detalles por pulir en Elche

De cara a lo que queda de mercado, al Elche le toca apuntalar el resto de posiciones. Por un lado la delantera, algo coja con la mera presencia de Qasmi y la marcha de Carlos Castro. En la portería solo está Édgar Badía y en cuanto a la zaga, la marcha de Neyder Lozano invita a pensar que llegarán centrales. También llegará algún lateral, con rumores incluso de interés en Álex Díez. Todo por decidir, posiciones por apuntalar pero un trabajo de momento muy bien hecho. 

Deja un comentario