La Liga 1|2|3 se ha afianzado como una de las ligas más competitivas del mundo. Y una muestra de ello es la cantidad de jugadores de calidad de los que pueden disfrutar los equipos de la categoría de plata temporada tras temporada. Muchos de estos futbolistas que destacan en el segundo escalón del fútbol español obtienen su recompensa en el mercado estival de la siguiente campaña. Es entonces cuando varios clubes de la Liga Santander se fijan en ellos para reforzar sus plantillas de cara a un nuevo comienzo. Un claro ejemplo de ello es el Eibar, un equipo que está en el mejor momento de su historia y ha rozado la clasificación europea en varias ocasiones.

Hasta la fecha, el conjunto armero ha incorporado a diez nuevos futbolistas en lo que está siendo una renovación parcial del equipo azulgrana.  De esta decena de jugadores, hasta siete proceden de la Liga 1|2|3. Una cifra que deja patente el gran conocimiento que se tiene desde la secretaría técnica del Eibar en cuanto a la división de plata se refiere. El último representante de la categoría en llegar a la disciplina guipuzcoana ha sido Quique González. No obstante, Edu Expósito, su compañero de equipo, Martínez, Roberto Olabe, Álvaro Tejero, Esteban Burgos y Róber Correa también han ido llegando al conjunto de Mendilibar desde que comenzó el mercado estival.

Una defensa de superior categoría

Así las cosas, el Eibar ha reforzado su defensa con hasta cuatro jugadores que militaban en la Liga 1|2|3 la temporada pasada. En el flanco derecho, tras la marcha de Rubén Peña, han apostado por Álvaro Tejero y Róber Correa. El primero de ellos, procede de la cantera del Real Madrid pero este año ha estado cedido en el Albacete de Ramis. Una de las revelaciones del campeonato y lugar dónde se ha destapado como el mejor lateral diestro de la categoría gracias a su gran habilidad para poner balones al área. Tal es esta capacidad, que ha sido uno de los jugadores con más asistencias (10) de la Liga 1|2|3. Respecto a Rober Correa, se trata de un futbolista veloz y con mucho recorrido, que llega con bastante facilidad a linea de fondo. Ha sido un fijo de Cervera para el esquema que ha propuesto en el conjunto gaditano.

Álvaro Tejero con la camiseta del Albacete Balompié | Foto: LaLiga

Para el eje de la zaga, ha llegado Esteban Burgos. El futbolistadel Alcorcón, que ha hecho una gran temporada con los alfareros, lo que le ha valido para que, a sus 27 años, tenga la oportunidad de jugar en una de las mejores ligas del mundo. Finalmente, regresa Martínez, tras cuajar una temporada espectacular en Granada. Un central joven pero de garantías para competir por un puesto en Ipurúa.

El Eibar deja a la Liga 1|2|3 sin dos maestros en la medular

Como se ha comentado anteriormente, Roberto Olabe y Edu Expósito también han puesto rumbo a tierras guipuzcoanas para ponerse a manos de José Luis Mendilibar. El futbolista del filial del Atlético de Madrid llegó cedido el pasado verano al Extremadura, y tan solo le ha bastado un año en la categoría de plata para demostrar el enorme potencial que tiene. Robo, inteligencia táctica y calidad en la salida de balón son los puntos en los que más destaca el jugador vasco.

No obstante, la llegada de Edu Expósito, la brújula de un Dépor que se quedó a las puertas del ascenso, le puede cerrar las puertas al futuro inmediato de Olabe en el equipo armero. Y es que, el joven futbolista gallego de 22 años, juega un papel muy similar al que jugaría el canterano colchonero en el Eibar. Y, teniendo en cuenta que Expósito tiene algo más de experiencia a primer nivel y se ha convertido en el traspaso más caro en la historia del club, puede que el conjunto armero opte por ceder a Roberto Olabe a otro club de la Liga 1|2|3.

Quique González refuerza la ofensiva azulgrana

El último representante de la división de plata en unirse a la disciplina de Ipurúa ha sido el vallisoletano Quique González, futbolista que procede también del Deportivo y que, a sus 29 años, ha logrado su mejor marca goleadora en toda su carrera profesional. El pasado verano, el ariete llegaba al conjunto coruñés procedente de Osasuna tras una discreta temporada con los navarros. Sin embargo, la dinámica y el esquema de los deportivistas han favorecido a un futbolista que destaca por su gran capacidad para el remate. Se trata de un jugador que tiene gol, mucho gol, hasta el punto de haber sido uno de los máximos anotadores del campeonato, con 17 tantos en 37 partidos disputados, promediando casi un gol cada dos encuentros.

Todos estos movimientos del Eibar en este mercado estival no son más que una prueba del gran nivel futbolístico que alberga la división de plata en la actualidad. Antaño quedan los tópicos de una Segunda División más pragmática y física, y es que en los últimos años estamos asistiendo a un crecimiento en cuanto a calidad y competitividad de una de las ligas más emocionantes del mundo. Precisamente, esta evolución no habría sido posible sin la aparición estelar de jugadores como Tejero o Edu Expósito, grandes futbolistas que la temporada que viene tendrán la oportunidad de demostrar en la élite lo exhibido en la división de plata. 

Deja un comentario