Nacho Gil, electricidad para El Toralín

La Sociedad Deportiva Ponferradina sigue reforzándose para afrontar con garantías su regreso a LaLiga 1|2|3. Hasta siete altas ha presentado ya el equipo ponferradino. Una de las más inesperadas, pero que a su vez puede darle más rédito es la de Nacho Gil. El extremo de 23 años rescindió definitivamente su contrato con el Valencia para sumarse al proyecto blanquiazul.

Sin suerte en Primera

Pese a su corta edad, el futbolista valenciano cuenta con experiencia en la máxima categoría del fútbol español. En la temporada 2017/2018 jugó un total de 20 partidos de liga, 6 con el Valencia y 14 con Las Palmas. 

Sin embargo, sus prestaciones no fueron las esperadas. Lastrado por la mala dinámica del equipo amarillo, en Gran Canaria no vieron ni de lejos la mejor versión del extremo, algo que en El Toralín esperan que no se repita.

A vueltas con el Valencia

Tras finalizar su cesión en las islas, el verano pasado la situación en Mestalla se complicó. El equipo ché no contaba con él de cara a la próxima temporada y le buscó una salida. Ante la negativa a ser traspasado, la cesión al Elche se acordó después del cierre del mercado y el jugador tuvo que esperar hasta enero para debutar en el Martínez Valero. De ahí a final de temporada, 11 partidos en total (con una lesión que le dejó un mes sin jugar), dos goles y una asistencia. Rendimiento más que aceptable después de muchos meses sin ritmo de juego.

Equipo para asumir galones

Con todo, sus mejores años se vieron sin duda con el filial valencianista en la Segunda División B. Ahora, tras un par de intentos fallidos, llega a un equipo donde su figura puede ganar enteros. Desborde y electricidad en ambas bandas serán sus principales credenciales. Siempre con el permiso de Yuri, con el que puede formar una sociedad a tener muy en cuenta, el nombre de Nacho Gil apunta a ser de los más importantes y determinantes para Jon Pérez Bolo durante el próximo año.

Deja un comentario