El marketing se apoderó en 2006 del nombre de la Segunda División. Y poco después también de la máxima categoría del fútbol español. Es indiscutible la necesidad de los patrocinadores en cualquier competición deportiva, pero algunas veces hay que cuestionarse si realmente esas marcas aportan activos positivos. Hay que ser críticos y tener en cuenta que al final los que llenan los estadios cada semana son los aficionados, los cuáles este año tendrán que acostumbrarse a una nueva denominación: LaLiga SmartBank.

LaLiga SmartBank: cuarta modificación del nombre

El Banco Santander tiene desde hace años mucha presencia en el sector deportivo. El fútbol sudamericano y la Fórmula 1 eran algunos de los escenarios donde ya tenían presencia. Su llegada al fútbol español sirvió para ponerle nombre por primera vez a la categoría de plata. La Liga BBVA solo duró dos años, antes de pasar a llamarse Liga Adelante.

LaLiga SmartBank

Acuerdo entre el Santander y LaLiga para el cambio de denominación de LaLiga 1|2|3

Tras este par de modificaciones, todo parecía estabilizarse, pero en 2016 llegaba La Liga 1|2|3, y ahora, cuando ya parece que te acostumbras de nuevo al nombre, toca reinventarse de nuevo con LaLiga SmartBank.

Incertidumbre sobre tanto cambio

Pues a día de hoy no está nada claro si tanta modificación es realmente buena para la competición. Los patrocinadores oficiales también tienen presencia en todos los estadios de la liga. Por suerte, algo ya conocido en otros países e incluso en la Primera División cómo es rebautizar también el nombre del estadio todavía no ha llegado a Segunda.

Sin embargo, el debate está servido y las opiniones son muy diversas respecto al tema. Las voces críticas ponen el foco sobre la pérdida de identidad de la Competición. El hecho de que no se haga reconocible y no se cree una marca duradera. Otras piensan que no tiene influencia alguna sobre la categoría. Así que lo único que a día de hoy se puede asegurar es que será el tiempo o en tal caso la terminología los actores que acabarán dictando sentencia.

Deja un comentario