Con esta serán ya diez temporadas para el Alcorcón en la división de plata del fútbol español. En esta aventura, el equipo alfarero ha pasado por todo tipo de escenarios y emociones. Años en los que se soñó y se rozó el ascenso a Primera y otros donde el fantasma de la Segunda B estuvo demasiado cerca. Sin ir más lejos, la pasada campaña sirve como el mejor ejemplo posible. El cuadro comandado entonces por Cristóbal Parralo arrancó de forma sensacional la temporada. Nadie contaba con ellos, pero tras 16 jornadas comandaban la clasificación.

‘Cristobal Parralo impone su sello’

Sin embargo, a partir de ese momento el sueño se convirtió en pesadilla. Tras una segunda vuelta nefasta, el equipo amarillo logró la permanencia gracias a las rentas logradas en el primer tramo de la competición. La misma afición que vibró y se ilusionó con ese gran inicio acabó dándole la espalda (con razón) a un equipo que no supo mantener el listón de exigencia con el paso de los meses. Con este desenlace, se esperaba un verano, una vez más, con mucho movimiento en las oficinas de Santo Domingo.

Relevos en la directiva y en el banquillo del Alcorcón

El empresario belga Roland Duchatelet, tras cinco años al frente del club, decidió vender sus acciones a la empresa Best Navy, comandada por el norteamericano David Blitzer, que delegó en Iván Bravo la nueva presidencia del club.

Alcorcón

Fran Fernández, aire en Santo Domingo | Mario Lostao

Por otra parte y pese a haber firmado su renovación meses antes, Cristóbal Parralo también dejó el banquillo. Tras unos días con mucha incertidumbre por estos dos acontecimientos, se desveló que Fran Fernández, procedente del Almería, se convertía en el nuevo entrenador. Y por último, David Navarro también hacía las maletas para hacerse con la dirección deportiva del Levante para dejar paso a Emilio Vega.

La enésima reconstrucción

Antes de que todo esto ocurriera, jugadores como Juan Muñoz, Esteban Burgos, Sangalli y Nono tenían firmada o bien encarrilada su salida del club. Sin cuatro de las piezas más importantes del equipo, los alfareros debían volver a empezar prácticamente desde cero. Aún así, las espaldas ya estaban algo cubiertas con incorporaciones firmadas meses antes: Paris Adot (Mirandés), Aguilera (Huesca), Isi Ros (UCAM) y Ernesto Gómez (Oviedo Vetusta) fueron los primeros en llegar. Junto a ellos también lo hicieron también los primeras incorporaciones “no conocidas”, el ucraniano Miaka y el portugués Rui Costa.

‘Fran Fernández, primera pieza’

Después se aseguró la continuidad de dos jugadores cedidos el pasado año, Elgezabal Boateng, y finalmente los últimos en llegar a Santo Domingo fueron Diéguez (Alavés), Stoichkov (Mallorca), Samu Sosa (Talleres) y Jack Harper (Getafe), todos en forma de cesión, además de Pomares, procedente del Extremadura. En el capítulo de bajas, las más importantes fueron las de Borja Galán, repescado por el Deportivo, y Eddy Silvestre, que puso rumbo al Albacete.

A la espera de dos fichajes

Como se puede ver, los alfareros han reforzado todas sus líneas, pero Fran Fernández sigue a la espera de dos incorporaciones: un central un centrocampista de construcción. Pero el escaso margen salarial dificulta las operaciones, es por ello que el club trata de dar salida a Toribio y Casadesús, sin apenas minutos durante la pretemporada.

Pretemporada con luces y sombras

Los amarillos han disputado siete amistosos, con tres victorias, tres derrotas y un empate. Fran ha probado a lo largo de ellos distintos sistemas con muchos jugadores, pero siempre con una idea clara: asemejar el juego del equipo alfarero al que exhibió la temporada pasada en Almería, con una presión muy alta y con transiciones rápidas en ataque. Por contra, al equipo se le ha visto alguna carencia en defensa, un factor que lastró también al técnico durante la pasada temporada.

Con ello, se espera que se estrenen los alfareros con el siguiente once:

Deja un comentario