Tras años al borde del abismo, la UD Almería fue una de las sensaciones la campaña pasada. El cuadro liderado por Fran Fernandez (ahora en Alcorcón) hizo de su casa un fortín, perdiendo sólo 3 de los 21 partidos disputados en su feudo.

Gran parte de la “culpa” de este logro la tiene el entrenador almeriense. Hizo de su zaga una de las más seguras de la liga, con Saveljich como comandante de ésta.

Proyecto low-cost que funcionó en Almería

Algunas llegadas del verano anterior causaban euforia en la afición indálica: Yan Eteki, uno de los mejores jugadores en el filial sevillista, llegaba en propiedad. Juan Ibiza, central y capitán del filial grogueta, llegaba cedido hasta final de temporada con opción de compra (que finalmente se ha ejecutado este curso). Por último, Luis Rioja, la estrella del Marbella, llegaba al Almería para demostrar su valía.

Otras altas no causaban tanto revuelo, pero al final terminaron siendo claves en una temporada para recordar en Almería. Álvaro Giménez (pichichi con 20 dianas), José Corpas, César de la Hoz o Juan Carlos Real son los ejemplos más claros.

Escucha la Entrevista a Fran Fernández con motivo de su marcha

En líneas generales, la temporada 2018/2019 fue muy buena para el conjunto andaluz. Con jugadores con poco renombre hizo su mejor campaña desde que descendió de Primera División en 2015, llegando a soñar con los playoffs.

La llegada de Al-Seikh, ilusionante

Ahora, tras la venta al magnate saudí Turki Al-Sheikh, los unionistas esperan una temporada ilusionante. 

En este mercado estival se han reforzado con grandes jugadores que tendrán un rol importante. Juan Ibiza vuelve en propiedad tras su gran campaña. Peybernes, ex del Sporting de Gijón, es el recambio de Saveljich. Yannis Rahmani, una de las sensaciones de 2ºB, llega para suplir a Luis Rioja. Simón Moreno, hermano del goleador del Oviedo, Joselu Moreno, llega en calidad de cedido para estrenarse en la categoría de plata. Ivan Balliu, canterano del Barcelona y nombrado mejor lateral derecho de Ligue 2 (Francia) llega en propiedad.

Almería

Balliu, el primero de la nueva era

Las altas de Gonzalo Bueno, Gianni Rodríguez, Aristote Nkaka, Tano Bonnin o Nikola Maras llegan con cierta incertidumbre, ya que o no han jugado en España o se desconoce su actual nivel.

Los pilares se marchan

En cuanto a las salidas, el conjunto indálico ha perdido a 4 de sus pilares. Álvaro Giménez, pichichi de la categoría, ponía rumbo a Inglaterra de la mano del Birmingham. Juan Carlos Real no aceptaba la oferta de renovación y se marchaba a un poderoso Huesca. Saveljich, pese a desear volver al club almeriense, firmaba por el Rayo Vallecano por la baja oferta que le proponían los andaluces. Y el último y más doloroso sentimentalmente para la afición ha sido Luis Rioja, rumbo a Vitoria.

Se esperan aún cuatro o cinco fichajes: uno o dos delanteros, un extremo, un lateral izquierdo y un pivote defensivo. El nuevo propietario ha decidido doblar el límite salarial, por lo que pueden llegar en los próximos días jugadores muy interesantes que den el salto de calidad necesario a la plantilla.

Un once casi definido a falta de refuerzos

La alineación previsible con la que saldrá Pedro Emanuel en su debut en la categoría de plata puede ser la siguiente.

Este once podría ser el de la primera jornada, ya que los refuerzos que vayan llegando no partirán de inicio en la primera cita de la temporada por falta de adaptación.

En busca de El Dorado

Parece que se avecina una época dorada para la Unión Deportiva Almería. Mohamed El Assy comentó en la rueda de prensa en la que se presentaba el proyecto, que se espera ascender a Primera Divisón en un plazo máximo de tres años. Además, añadió que se iban a llevar a cabo ciertos fichajes de jugadores jóvenes con mucho potencial de Europa y África. Se respiran ilusión y ganas por tierras almerienses, ¿será esta la temporada del conjunto rojiblanco?

Deja un comentario