El Girona FC encadenó una catastrófica racha de resultados en la recta final de la pasada temporada. Un equipo que parecía salvado con holgura, terminó con la soga al cuello y le retiraron la silla que evitaba la horca. Cayó, por tanto, y debajo esperaba el abismo. Podría haber acusado el golpe, entrado en depresión y hundido su cabeza, pero nada más lejos de la realidad. #Somhi

Una caída inesperada de un Girona desconocido

En tal caída inesperada, Eusebio Sacristán quedó señalado. El Girona, equipo cuya mayor virtud en la última época había sido ser un equipo reconocible, se volvió desconocido. Probablemente, uno de los mayores pecados que se puede achacar a un técnico es el de diluir las virtudes de su bloque para poner en relieve los defectos.

Giron

Samu Sáiz, vuelve el MVP

Y de nuevo a Segunda. Para cualquier otro, un golpe difícil de encajar. El Girona ha encajado tantos en su historia reciente, que ya visualiza las piedras en el camino. Así que pronto, la filosofía estuvo definida. Mirada al frente y buscar el retorno con el habitual trabajo definido de la dirección técnica.

Leer más | ‘Girona, objetivo regenerar la ilusión’

Evidentemente, la primera consecuencia es no poder mantener jugadores cuyo nivel es inequívocamente de mayor categoría. Bernardo acaba en el Espanyol y Pedro Porro en el Valladolid. Pere Pons, un icono, en el Alavés y Portu, el jugador más diferencial de la segunda línea, en San Sebastián.

Una plantilla competitiva con un mercado magistral

Pese a ello, la plantilla que le ha quedado al cuadro catalán es sencillamente espectacular. Especialmente si, como parece, logra mantener a Stuani en ella cuando el mercado llegue a su fin. Y es que si ha sufrido bajas llamativas, también las llegadas han sido de un nivel espléndido.

Leer más | “Fichajes, tedioso compás de espera”

Juan Carlos para la portería, que cubriría una eventual salida de Bonou. Y en defensa, el retorno de un lateral de recorrido que conoce perfectamente la casa: Pablo Maffeo. También ha llegado Ignasi Miquel, que ya mostró en el Lugo que tiene nivel de sobra para aportar en plata.

Una medular espectacular

Manteniendo a Granell, al que han renovado y seguirá siendo seña de identidad. Agregando el control del juego y el conocimiento de los tiempos de Diamanka o un jugador de la tierra como Gumbau. Y añadiendo la calidad, desparpajo y magia de un Samu Sáiz que confía en recuperar el nivel que le hizo MVP con el Huesca. Regresa Jairo para surtir de balones a Stuani o en su defecto a un Marc Gual que desea volver a mostrar que es diferencial.

Un once con muchas variables posibles

Con tal panorama, el once no será sencillo de confeccionar, pero no sé alejará demasiado del que presentamos a continuación.

Girona

Fuente: fútbolfantasy.com

Deja un comentario