Tras varias temporadas penando y sufriendo, la afición del Almería obtuvo la pasada temporada un respiro. Con una plantilla confeccionada bajo mínimos, la moneda salió cara. Fran Fernández construyó un equipo solvente y las piezas del puzzle encajaron por forma y posición. Talento que explotó y un técnico que lo gestionó con maestría. Sin embargo, la columna vertebral volvía a emigrar y los presagios eran, una vez más, tediosos.

Almería

El relevo ha llegado | Diario de Almería

Alfonso García ha sido, probablemente, el presidente más exitoso de la UD Almería. En cuanto a continuidad, probablemente de la historia del fútbol almeriense en el fútbol profesional. Pero la llama se había apagado. La ilusión se le había esfumado. El Almería ya no era su pasión y un relevo era necesario. Se ha producido. Turki Alal Shik ha llegado a Almería como un torbellino. Repleto de fuerza. Con la máxima ambición. Un soplo de aire fresco que a largo plazo es una incógnita, pero a medio es pura ilusión. El Almería vuelve a sonar con fuerza y el ministro saudí quiere que retumbe al máximo.

Almería, líder inesperado

Y en ese ambiente de incertidumbre, con la llegada reciente del árabe a la capital, se estrenaba la temporada. Lo hacía en casa, ante una afición expectante. Triunfo inapelable ante el Albacete, goleada que colocaba al equipo líder provisional. Ya acabó la jornada y ahora sí. El Almería es el primer líder de la categoría de plata. Quizá casualidad. Tal vez, consecuencia de la nueva vertiente competitiva del club. A buen seguro, una anécdota. Sin duda, un liderato inesperado.

Almería

Aguza celebrando un gol | UD Almería

Con una plantilla aún por hacer, ya que muchas entradas y salidas se esperan. Con un once plagado de sorpresas, como Owona, Aguza, Panadero o Sekou. El Almería mantuvo la inercia positiva de juego que mostró la pasada temporada y no tuvo rival en el Alba. Tres zarpazos, con un Aguza estelar que pareció mutado respecto a su versión más reciente.

Punto de partida positivo para una revolución

Se espera una revolución de aquí al cierre de mercado. Entre 5-6 fichajes y otras tantas salidas pueden hacer que el equipo de un salto de calidad. También puede alterar el buen ambiente en el vestuario. El efecto de la revolución es aún una incógnita. Pero el punto de partida, con tres puntos en el bolsillo, es inmejorable.

Almería

Turki, nuevo propietario de la UD Almería

Tras el partido, la afición del club andaluz regresó a casa frotándose los ojos. Soñando en grande como no lo hacía desde hacía años. Creyendo en un nuevo rumbo, un nuevo proyecto, que devuelva a su club la grandeza que parecía pérdida. Su equipo había provocado tal efecto. Y los sueños, sueños son.

Deja un comentario