A pesar de ser el ‘nuevo’ de la categoría, el Fuenlabrada cumplió y con nota en su estreno de LaLiga SmartBank. Los de Mere consiguieron ganar por 0-2 en su visita al Martínez Valero gracias a los goles de Hugo Fraile y David Prieto. El conjunto ‘kiriko’ supo ‘desplegar’ sus armas para hacerse con la victoria y demostrar al resto de equipos que no ‘están de paso’. El partido contra el Elche dejó entrever ciertos aspectos para entender a Mere y ‘su Fuenlabrada’, dando muestras de lo que ya se potenció el año pasado tras conseguir el ascenso a Segunda División.

Confianza en el bloque del ascenso

El Fuenlabrada ‘salió’ al Martínez Valero con el once exacto que hizo tocar la gloria a los ‘kirikos’ hace escasos meses. Mere avisó en la rueda de prensa previa al ‘choque’ en la confianza que depositaba en su bloque del año pasado. ‘Quién avisa no es traidor’. Recientes fichajes como Oriel Riera o Chico Flores se pensaba que serían de la partida, pero Mere decidió apostar por ‘los suyos’. Uno de los más destacados fue Hugo Fraile, que pasará a la historia del Fuenlabrada al conseguir el primer gol en Segunda División. Junto a él jugadores como Juanma Marrero, Cristóbal, José Fran, Clavería, etc.

Binomio valentía-seguridad

Otro de los aspectos en los que hizo hincapié Mere fue la valentía. Al igual que prometía valentía en su conjunto, también es latente la seguridad que desprende su equipo. Mere juega con la virtud del termino medio. El Fuenlabrada se muestra valiente y arriesgado a la hora de atacar y construir jugadas en 3/4 de campo. Sin embargo, en su ‘sala de máquinas’ y defensa no ‘andan con contemplaciones’.

Fuenlabrada

El Fuenla se presentó a lo grande | Elche Directo

En el encuentro contra el Elche vimos las ‘dos caras’ del Fuenlabrada. En la primera parte se mostró cauto al sacar el balón jugado mediante Clavería y Cristóbal, pero en cuanto el balón llegaba a Randy el equipo se transformaba. Ritmo ofensivo alto y con bandas muy incisivas, lo cual hizo mucho ‘daño’ al Elche, que por momentos estaba ‘perdido’.

Leer más| ‘Fuenlabrada, mucho que ganar y nada que perder’

En la segunda mitad con el 0-2 vimos que el Fuenlabrada supo ‘aguantar’ atrás sin sufrir riesgos. El conjunto ilicitano solo contó con una ocasión clara, la cual supo atajar Biel Ribas.

Defensa compacta y de potente juego aéreo

Sin duda, el ‘punto’ más fuerte del Fuenlabrada es su zaga. La línea de 4 defensas formada por Iribas (LD), David Prieto (DFC), Juanma Marrero (DFC), Glauder (LI) supo contener ‘sobre manera’ al ataque del Elche. Sobre todo en la segunda parte, donde adoptó una posición más ‘conservadora’ y ‘rezagada’. Ambos laterales no destacan por sus incursiones ofensivas, aunque suelen sorprender con ello. Tanto Glauder como Iribas destacan por su sólida defensa y ayudas a su central, haciendo de la defensa un ‘fortín’. Por parte de la posición central destaca Juanma Marrero.

Leer más | ‘El triunfo de la modestia’

El capitán ‘kiriko’ realizó la pasada campaña a sus 36 años una temporada espléndida. Lo más destacable del capitán del Fuenlabrada es su potente juego aéreo y su posicionamiento. Por último, David Prieto, que realizó un gran partido, reafirmando la seguridad de toda la defensa. Además, consiguió anotar el 0-2 definitivo. La incorporación de Chico Flores puede ‘apartarle’ del once.

Mediocampo ‘equilibrado’

Otro de los aspectos que le hizo subir  ‘con galones’ de categoría al Fuenlabrada fue su potente mediocampo. Sin embargo, costó su tiempo a Mere definir su centro del campo titular. Uno de sus hombres más providenciales, Randy Nteka, jugó de medio, delantero, mediapunta e incluso extremo. Finalmente, consiguió ‘enganchar’ a Randy entre el medio y la delantera. Su calidad, llegada al área, y potencia física le convierten en un auténtico ‘box to box’. De esta manera, ofrece apoyo a su delantera como a su medio. Randy es el jugador más destacable del Fuenlabrada.

Por detrás del francés nos encontramos a Clavería y Cristóbal, tan diferentes como compaginables. El primero es el ‘escudero’ de Cristóbal, realizando las tareas defensivas para posteriormente ‘tocar’ hacia el madrileño. Este fue de lo mejor de la 2ºB, mostrando su calidad y rigor táctico durante los 90 minutos. El ‘dandy’ del Fuenlabrada.

Bandas incisivas y creadoras de espacios

La mayor ‘baza’ ofensiva del Fuenlabrada son ambos extremos. Tanto Hugo Fraile como José Fran fueron un auténtico incordio para la defensa ilicitana. Desbordes, desmarques y balones al espacio continuos. Los ‘kirikos’ cambian radicalmente en ataque, y es gracias a sus bandas, y a Randy, que funciona de ‘enganche’. A ellos se unen jugadores como Héctor Hernández, Ibán Salvador, Javi Gómez o Daniel Fernández, que irán ‘cogiendo’ minutos y sensaciones.

Fuenlabrada

Hugo Fraile celebrando | CF Fuenlabrada

Además, los extremos abren espacios al ‘9’, creando jugadas de peligro continuas. De esta manera, los ‘3 hombres de arriba’ crean un ‘tandem’ total para crear jugadas ofensivas cada vez que el Fuenlabrada ‘inicia’ jugada.

Problemas del Fuenlabrada

El problema principal del Fuenlabrada es ‘el paso del tiempo’. La Segunda División es muy larga, y actualmente la plantilla de los ‘kirikos’ muy escasa. De todas maneras, Mere aclaró en rueda de prensa que llegarían más fichajes para reforzar al equipo. Sin embargo, el Fuenlabrada, debido a su escasa capacidad económica, no ha incorporado jugadores de nivel para la categoría. Para ello, Mere confía en el bloque que consiguió el ascenso. Desde luego, en su primera ‘prueba’ cumplieron y con nota. El Fuenlabrada rendirá ‘hasta que las piernas aguanten’, deberán cuidar el aspecto físico.

‘Apuesta’ y Esquema de Mere

El Mere de Fuenlabrada es un equipo sacrificado, valiente y seguro. Las ayudas se multiplican para facilitar la ‘tarea’ en las marcas y jugadas ofensivas. Cotinúa con la apuesta de juego del curso pasado.  La formación de Mere se cataloga con un 4-2-1-2-1. Una defensa formada por una línea de 4 muy ‘seria’ y sin apenas ‘subidas’. En la medular, Cristóbal y Clavería ocupan un doble pivote conformado por la experiencia y la clase del ‘dandy’ con el trabajo y la ‘recuperación’ del madrileño. Por delante, se sitúa Randy. El francés es el puro ejemplo de ‘box to box’, ayudando a sus delanteros y a su mediocampo. Además, su poderío físico, su gran golpeo, y su clase le convierten en un medio total.

En la delantera se encuentran José Fran y Hugo Fraile. El primero menos regateador, pero más incisivo y con mejor ‘golpeo’. El segundo más desequilibrante y con más ‘aroma de gol’. Y por último, nos encontramos con dos estilos de punta: Jeisson u Oriol Riera. El juego cambiaría al situar a uno de los dos. Mere optaría por un juego más directo con el español y diseñaría un juego más al espacio con el peruano.

Deja un comentario