La igualdad de la categoría de plata ya hace mella entre sus contendientes. Sólo Fuenlabrada, Cádiz y Huesca han conseguido ensalzar su figura sobre el resto. Pero hay un equipo que lo ha hecho de manera soberbia, y es el conjunto oscense. Ha deleitado a propios y extraños dando una sensación de superioridad casi inimaginable para tratarse de la Jornada 2. Y todavía hay un margen de mejora de 40 partidos. A pesar de ser muy pronto para hablar, la SD Huesca ya está haciendo temblar los cimientos de la liga.

Multitud de recursos con balón

“Queríamos que en El Alcoraz se viera una muy buena imagen del equipo para que la gente se enganchara”, comentó Míchel tras derrotar al Deportivo de La Coruña por 3-1. Objetivo cumplido, míster. La visita de un gigante de la Segunda División a Huesca sirvió para ver un ejemplo perfecto de lo que es el buen fútbol y, sobre todo, de lo que es un equipo.

Huesca

El Huesca celebra un gol | Heraldo de Aragón

Los automatismos que mostraron fueron los de unos jugadores que se conocen desde hace años. Sincronización, ritmo alto en la circulación de balón e intensidad en la presión fueron algunas de las claves de los de Míchel. Además, ofrecieron un amplio abanico de recursos con balón, atacando tanto por las bandas como por el centro, sacando el balón desde atrás con triangulaciones de uno o dos toques y con muchos movimientos en la línea de tres cuartos y en la delantera para generar espacios dónde no los había.

Las individualidades también relucen en el Huesca

Puro espectáculo. Todas las piezas del puzzle encajaron. Los de Anquela sólo fueron rivales cuando el Huesca anotó el 3-0, momento en el que levantaron el pie del acelerador porque el trabajo estaba hecho. No sólo fueron un vendaval en ataque; también presumieron de cualidades defensivas. Y es que, la SD Huesca ha juntado veteranía, liderazgo y solidez atrás, y juventud, descaro y atrevimiento arriba. Es el cóctel perfecto.

Huesca

El Huesca, una piña | El Periódico de Aragón

Más allá de que los engranajes del equipo estén bien asentados, cada una de las piezas mostró el domingo su mejor versión. Apareció ese Eugeni que conecta a todo el conjunto cerca del área. Arrancó su marcha un todoterreno llamado Mikel Rico, abarcando el centro del campo completo. Hubo sitio también para ver el talento en su máximo esplendor, y es que Dani Raba dejó auténticas joyas; una de ellas, en forma de golazo.

Míchel Sánchez, al frente de un equipo

Formar un equipo no es tan sencillo cómo adquirir buenos futbolistas y lavarse las manos. Hacer que encajen y sacar lo mejor de cada uno de ellos es un reto. Pero el hombre que hay al frente está preparado. Ya fue campeón de la categoría de plata con el Rayo Vallecano hace dos temporadas y, en esta, se puede decir que su equipo tiene mimbres para alcanzar grandes cotas.

Leer más | ‘Huesca, volverán a no reblar’

Aun así, no siempre será todo de color rosa. LaLiga SmartBank pone a prueba a todos los equipos y antes o después, sufren un bajón. Sin embargo, la SD Huesca tiene todo a su favor para sobreponerse a las adversidades que surjan: un entrenador con experiencia en la categoría, unos jugadores que bien podrían estar en Primera División y lo más importante, un bloque perfectamente construido: un equipo.

Deja un comentario