La Liga SmartBank está dando sus primeros coletazos, y toca analizar a Gonzalo Verdú, que está siendo sin duda uno de los protagonistas del comienzo liguero.

Gonzalo Verdú, un referente

Vino para liderar el proyecto en Segunda B, y no tardó en hacerse con la titularidad. Fue capaz de liderar la defensa ilicitana, convirtiéndose rápidamente en uno de los ídolos de la afición franjiverde. Por su carácter competitivo, compromiso, jerarquía y liderazgo en defensa.

La temporada no fue fácil, pero consiguió ascender con el Elche a la Segunda División española. Y no tardó en convertirse en uno de los capitanes del equipo. Su capacidad de influencia sobre sus compañeros, y su jerarquía y liderazgo en defensa fueron claves para que la temporada pasada el Elche acabara en mitad de tabla y tuviese un final de campeonato tranquilo.

Gonzalo Verdú

Gonzalo Verdú | Foto de Sonia Arcos

Desde el primer día que llegó a la entidad ilicitana mostró un gran nivel, siendo muy contundente en duelos, manteniendo la postura, y aprovechando su buen golpeo de cabeza. Ello, sumado a su altura, le convierte en un central muy completo.

El balón parado, un valor añadido

La pasada temporada se descubrió una faceta del cartagenero que hasta ahora no se había apreciado: el balón parado. Ya deleitó a la afición con un gol de falta directa contra el Alcorcón en el Martínez Valero, mostrando mucha personalidad para ser defensa. Ha acaparado la titularidad desde siempre. Y esta temporada espera igualar como mínimo lo cosechado la temporada pasada, tanto a nivel personal como grupal.

Leer más | ‘Proyecto atractivo hacia la estabilidad’

Las cosas no empezaron del todo bien en la primera jornada, en la que el Elche cayó 0-2 contra el Fuenlabrada. Sin embargo, lideró al equipo junto con Edgar Badía en el envite frente al Alcorcón, marcando dos goles de bella factura que han supuesto los tres primeros puntos de los franjiverdes. El cartagenero ha empezado entonado y a un gran nivel este curso 2019/2020, siendo un jugador a seguir.

*Portada sobre un diseño de Raúl Rojan para ViveSegunda

Deja un comentario