La categoría de plata no espera ni perdona a nadie. No entiende de historia ni posee buena memoria. Hace poco más de un año, el Rayo Vallecano certificaba su vuelta a la élite. Sin embargo, tras un paso fugaz por La Liga Santander, el equipo madrileño no encuentra la tecla en su retorno al infierno.

La irregularidad del Rayo Vallecano

El conjunto dirigido por Paco Jémez arrancó la temporada con más ímpetu que acierto. Dos puntos de seis posibles ante Mirandés y Sporting de Gijón. Partidos muy disputados y competidos en los que ambos conjuntos acabaron con diez futbolistas, y donde el Rayo pudo merecer algo más que sus rivales.

Leer más | ‘Retomar la ilusión’

Pero en la tercera jornada recuperó su mejor versión en el Estadio de Vallecas, ante un duro rival como el Deportivo de La Coruña, imponiéndose por 3-1. Esto podía considerarse como un punto de inflexión para retomar el vuelo hacía el objetivo, que no es otro que conseguir el ascenso, de nuevo.

No obstante, el Rayo Vallecano volvió a las andadas y sucumbió en Montilivi ante un gran Girona, con un inconmesurable Cristhian Stuani, que destrozó a los madrileños con un hat-trick.

“La categoría de plata no espera ni perdona a nadie. No entiende de historia ni posee buena memoria”

Los vallecanos con su entrenador a la cabeza, tienen más que claro su estilo de juego. El balón como principal protagonista, y una fuerte presión tras la pérdida del mismo. Aunque lo cierto es que el mayor problema del equipo sigue siendo la debilidad defensiva.Una característica que suele perseguir a los equipos de Paco Jémez. Esto se resume en cuatro jornadas consecutivas recibiendo gol en contra, y partiendo por detrás en el marcador de todos sus partidos.

Rayo Vallecano

Los jugadores del Rayo se conjuran antes del partido ante el Girona | @RayoVallecano

La esperanza tiene nombre y apellidos

Pese al intermitente inicio de campeonato que ha hecho el Rayo Vallecano, hay un hombre que destaca por encima del resto, y que se ha echado el equipo a la espalda en los momentos de mayor apuro. Su nombre es Adrián Embarba.

Leer más | ‘Un Rayo de talento’

El extremo diestro está siendo la sensación y revolución de su equipo. La mayoría de las jugadas de ataque pasan por sus botas, y no es para menos. El madrileño ocupa la plaza de segundo máximo anotador de LaLiga Smartbank con tres dianas, además de servir a sus compañeros con dos asistencias.

Deja un comentario