Los buenos tiempos siempre dieron paso a días de penumbra e incertidumbre. Y son precisamente en esos buenos tiempos cuando menos en cuenta se tiene lo que hay en casa. ¿Normal? Lo es. Puedes gastar y gastar. Asegurándote de que lo que traes es pan para hoy. Pero si las cosas no van bien, hambre para mañana. Ha sido una necesidad mirar hacia abajo, otra vez. Ha sido necesario volver a echar raíces para hacer que el árbol crezca, otra vez. Porque ellos son el alma del árbol. Aquellos que, si no están, el árbol tampoco. Y aquella bonita historia de una antigua herencia, se verá embarrada por la codicia.

Leer más | ‘Quimera o realidad’

La situación económica ha hecho bueno aquello que dicen de que no hay mal que por bien no venga. La dirección deportiva de la UD Las Palmas se ha visto obligada a mirar en lo que hay en casa —que nunca ha sido moco de pavo— y encontrar entre sus filiales jugadores suficientemente preparados para enfundarse la elástica del primer equipo.

Pedri

Bajo el lema “vuelve la cantera”, Las Palmas volvió a contar con canteranos en la temporada 2010/11. | La Provincia

Jonathan Viera, Vitolo, Vicente Gómez, David Simón, Roque Mesa, Hernán Santana o Juanpe son ejemplos de futbolistas que saltaron a la palestra desde las inferiores. La última camada que ha salido de la entidad insular. Jugadores como Dani Ojeda o Cristian Herrera nunca tuvieron una oportunidad firme, el primero de ellos con más de 400 goles entre los 14 años que estuvo en la cadena de filiales. Estos han sido sustituidos hoy por Álex Suárez, Éric Curbelo, Josemi Castañeda, Benito Ramírez, Cristian Cedrés, Fabio González, Toni Segura o Juan Fernández en el grito mudo desesperado de ayuda de la Unión Deportiva. Pero hay alguien que ha destacado por encima del resto y que la pasada campaña, a diferencia de los futbolistas antes mencionados, no pertenecía al primer filial de Las Palmas.

De La Laguna a Gran Canaria

Su nombre está en boca de todos. Su reciente fichaje por el Fútbol Club Barcelona le ha hecho saltar al marco nacional-internacional. Ha bastado solo una pretemporada involucrado en el primer equipo para que el talento que atesora Pedri González se lleve la atención de todas las cámaras. Un talento que no pasó desapercibido para el Departamento de Formación y Captación que el equipo amarillo tiene regado en las Islas.

Pedri es la gran apuesta de Pepe Mel.

Nacido en Tegueste, al norte de Tenerife, Pedri González se encontraba defendiendo el violeta del Juventud Laguna antes de que el departamento amarillo se hiciera con sus servicios. Comandado por Tonono Rodríguez, el equipo amarillo logró birlarle al representativo de la isla de Tenerife a esta joya. En primera instancia, el conjunto chicharrero rechazó a Pedri porque, en boca de los padres del futbolista, era flaco y pequeño. Al tiempo, el Tenerife sí que fue decidido a por él. Pero dejar tirado al equipo lagunero a mitad de temporada no entraba en los planes de Pedri.

“Ha sido necesario volver a echar raíces para hacer que el árbol crezca, otra vez. Porque ellos son el alma del árbol. Aquellos que, si no están, el árbol tampoco. Y aquella bonita historia de una antigua herencia, se verá embarrada por la codicia”

A caballo entre el Juvenil Preferente y el Juvenil División de Honor, la historia de Pedri en Gran Canaria arrancó dos temporadas atrás. Aquellos curiosos que se acercaban a las instalaciones que Las Palmas reserva a sus filiales sabían que Pedri tenía algo especial. Algo que le diferenciaba del resto. Meses después, contrato con el primer equipo y cláusula de 30 millones de Euros. Otros meses después, deja en las arcas amarillas cinco millones, un 15% en un futuro traspaso y una cesión en la Unión Deportiva Las Palmas. Todo ello para vestir, posteriormente, los colores de uno de los mejores equipos del mundo y ser convocado por la Selección Española sub-18.

Pedri, talento a raudales

En los primeros compases de Liga, el futbolista tinerfeño ha partido desde las bandas. Pedri González tiende a jugar hacia dentro. Su manejo de pelota sumado a una habilidad incontestable le señalan como uno de los mayores peligros del equipo amarillo. Se acerca a recibir y protege de manera excelente el cuero. Cuando tiene la pelota, genera peligro. La libertad que goza para moverse sobre el centro del campo la aprovecha para generar espacios entre la zona de tres cuartos.

Mapa posicional de Pedri frente al Tenerife | LaLiga.es

Su limitación llega en la capacidad física. Le queda un ancho margen de mejora en este aspecto. En una categoría tan exigente como es la Segunda División, esto supone un handicap. Pero allá por donde pisa, deslumbra. Con descaro y sin miedo, se atreve también a buscar el disparo a puerta. En los 330 minutos que ha gozado en el verde, el teguestero ha realizado cinco disparos (misma cifra que Rubén Castro y Kirian Rodríguez) y ha dado una asistencia de gol, efectuando siete regates con éxito.

Causas y consecuencias

Hay quienes creen que el acuerdo cerrado con el Fútbol Club Barcelona es redondo. Pagar cinco millones por un futbolista de 16 años conlleva su riesgo. Es una incógnita para muchos. Los primeros pasos frente a todo el país han sido buenos. Aunque quizá escasos para ver lo que realmente puede llegar a aportar el jugador tinerfeño. Sin duda, quien más ha destacado y con merecimiento en este inicio de campaña ha sido él. Ha tirado de la nave amarilla. Pero, ¿esto dice bien del chico, mal del resto o ambas?

Lo que no cabe duda es que el talento dice adiós a Gran Canaria. Otro más. La falta de recursos económicos ha llevado a este desenlace. Un chico de 16 años ha salvado el pellejo a la parroquia insular. El tinerfeño abandonará la disciplina amarilla, en principio, en el mes de junio. Pero la temporada que realice el Barcelona B en Segunda B será clave para lo que decida finalmente Can Barça.

Hay que mirar abajo

El tiempo sabrá premiar a la constancia y no a los resultados a base de talonario. Hay que saber tallar con cautela y mimo, pero firmes, las piedras de la cantera. Porque alguna de ellas puede acabar siendo diamante. Pero hay veces en las que hay que tener la valentía de romper con lo establecido. De ser tan caradura como para meter a un chaval de 16 años a jugar contra los grandes. Contra la calidad que abunda en Segunda, contra los perros viejos. Eso, eso es realmente lo complicado. Ser fiel a una idea septuagenaria con la que se ha conseguido grandes resultados.

Porque, al fin y al cabo, la historia de la Unión Deportiva Las Palmas no comenzó en los despachos, ni en aquella Asamblea Magna con los dirigentes de los cinco fundadores. Ni con dinero. “La historia de la Unión Deportiva Las Palmas fue y está siendo construida por aquellos niños que, descalzos, corrieron alguna vez en la Playa de Las Canteras detrás de un balón y un sueño.”

Deja un comentario