El mal arranque de curso del cuadro de Ania, especialmente en cuanto a resultados, no debe ocultar el gran nivel ofrecido por Sergio Ruiz desde el inicio, prolongando un rendimiento ya intachable desde el pasado curso.

“Un capitán y líder muy equilibrado en ataque y defensa pero sobre todo con excelsa finura. Cada control, cada giro sobre sí mismo es de bella factura, y eso encandila al espectador”

El Racing sigue atascado. Su derrota en Vallecas ha hecho saltar las alarmas. Dos puntos de 15 y penúltimos en liga junto a Extremadura. Pese a que los cántabros han mostrado tramos de fútbol muy buenos, con combinaciones y ataques rápidos, la mala lectura de partidos y la fragilidad mental y defensiva ha pasado factura.

Sergio Ruiz, el timón racinguista

Si hablamos de buenos picos de fútbol, resulta prohibitivo obviar la figura de Sergio Ruiz. Se trata de un centrocampista de creación, con muy buena técnica y visión de juego. De los que gusta ver sobre el césped por su finura.

Leer más | ‘Iván Ania y un Racing dubitativo’

En las cuatro primeras jornadas, Ania partió de inicio con un 4-2-3-1 en el que Sergio Ruiz se ubicaba en el doble pivote. Al lado de Mario Ortiz o Toribio como en la jornada 2, el montañés se encarga de la iniciación y creación de juego. Cuando se ve acompañado de Mario, pueden repartirse un poco más ese rol pues el ex del Reus también cuenta con aptitudes para ello. Lo habitual es ver a Sergio Ruiz en el medio izquierdo.

Sergio Ruiz

Sergio Ruiz dando la mano a René en el choque ante Almería | Foto: Real Racing Club

Sergio Ruiz es el jugador con más pases de su equipo, así como el tercero en regates con éxito tras Yoda y Lombardo. Pero además, cabe destacar que es el que más balones recupera del Racing, lo que refleja su capacidad defensiva. Además de trabajar para el equipo, sabe cuando meter el pie y es prudente pero efectivo en los robos de pelota. Un capitán puro y duro por su liderazgo fuera del campo, pero también dentro del mismo gracias a su constante dirección y gestión tanto del ataque como de la defensa.

Distinta ubicación en Vallecas

En la derrota ante el Rayo Vallecano, Iván Ania introdujo un cambio de sistema. En este caso, un 4-1-4-1 con Nkaka de pivote destructor y Mario Ortiz y Sergio por delante. Realmente la dinámica era parecida, con el ex de Reus y el montañés intercambiando roles de creación e hilo conductor con el ataque, sumándole un guardián por detrás para las coberturas.

Leer más | ‘El Racing está de vuelta’

Esto benefició en parte a Sergio Ruiz, pues se vio un mediocentro más atrevido y suelto en las subidas. No solo tiene calidad en iniciación de juego, sino que ostenta por otro lado velocidad de conducción y buena toma de decisiones en zonas más adelantadas, tal y como demostró en Vallecas. Con la expulsión de Nkaka, tuvo que controlar más sus subidas pero no dudó en acompañar a Cejudo o Yoda en dichas situaciones como interior izquierdo.

Mapa de calor de Sergio Ruiz ante el Rayo Vallecano | Vía: Diario AS

El mapa de calor ante el Rayo de Sergio Ruiz muestra las distintas zonas en las que toca la pelota. Se involucra, no se esconde cuando su equipo tiene la posesión, pero además se observa como llega hasta posiciones adelantadas, especialmente en el flanco izquierdo.

En definitiva, un capitán y líder muy equilibrado en ataque y defensa pero sobre todo con excelsa finura. Cada control, cada giro sobre sí mismo es de bella factura, y eso encandila al espectador. Solo falta que su nivel individual se traduzca en beneficio colectivo.

Deja un comentario