La Ponferradina va sin miedo en este regreso a La Liga SmartBank. Los bercianos están logrando grandes registros esta temporada: una victoria, cuatro empates y una derrota. Su objetivo no es otro que eludir el descenso, y si siguen así, lo lograrán.

Valentía en el retorno

Y es que la Deportiva, aunque sea un recién ascendido, demuestra que puede plantar cara a cualquiera. Y lo puede hacer a través de un buen juego que hace que esta competición sea aún más díficil de lo que ya lo es.

Ponferradina

Yuri, eterno | Diseño de Raúl Roján

Con Manu García salvando partidos con paradones, Russo dando un gran nivel, Larrea sorprendiendo y Yuri y Kaxe goleando. La Deportiva está convenciendo y no tiene miedo a nada, así lo está demostrando. Bolo está ganándose a El Bierzo más de lo que ya se lo tenía ganado.

Bolo, el ADN Ponferradina

Bolo da oportunidades a todos. Hasta 20 jugadores han tenido la oportunidad de tener minutos esta temporada, partiendo 18 de ellos alguna vez como titulares.

“La identidad de un equipo luchador, de un club guerrero, rebelde y atrevido. Esa es la Ponferradina y así se está mostrando en el retorno a la categoría de plata. Y, desde luego, enriquece con su ADN a una competición maravillosa”

Otro caso a hablar es el de Yuri. El brasileño, quien en agosto cumplió 37 años, sigue ganándose a El Bierzo a base de goles, demostrando que la edad no es obstáculo si la calidad se cae de los bolsillos.

Sin nombres propios pero a tumba abierta

No es el del Bierzo un equipo que esté destacando por sus individualidades. Lejos de ello, el bloque predomina sobre lo demás. Y lo hace con un planteamiento valiente, cimentado en el esfuerzo, en la solidaridad. Innegociable para Bolo, la intensidad es seña de identidad y se contagia a la grada cuando El Toralín es escenario de batalla.

Leer más | ‘Retorno esperanzador’

La Ponferradina ha conseguido anotar en todos sus encuentros, aunque también ha encajado en todos salvo en la visita del Tenerife a El Bierzo. Una señal más de que el conjunto de Ponferrada plantea un fútbol abierto, de intercambio de golpes en el que se siente cómodo por su identidad.

La identidad de un equipo luchador, de un club guerrero, rebelde y atrevido. Esa es la Ponferradina y así se está mostrando en el retorno a la categoría de plata. Y, desde luego, enriquece con su ADN a una competición maravillosa, en la que los bercianos se pueden ver reflejados. Sigamos disfrutando.

Deja un comentario