Hace escasos días estuve leyendo sobre filosofía hindú y me topé con el conflicto del verdadero significado de la diosa Maya. Hay quienes le atribuyen un significado simbólico de Madre cósmica, Madre de toda la Creación, de la creación real, aquella que da vida. La espiritualidad védica posterior concluía que Maya denotaba el poder mágico con el que un Dios puede hacer que los seres humanos crean en lo que resulta ser una ilusión, magia. Es esa fuerza creadora de la ilusión cósmica de que el mundo fenoménico es real. Pero dejémonos de mitos, y hablemos de realidades.

Dudas

Seamos sinceros: la llegada de Jonathan Viera a la Unión Deportiva Las Palmas supone algo más que un plus al equipo de Pepe Mel. Seamos sinceros: paliar la más que posible baja de Jonathan Viera en el mercado de invierno será tarea complicada. Si somos sinceros, esto es un pan para hoy y hambre para mañana. Si somos sinceros, una repetición acentuada de actuaciones grupales espléndidas podría conducir a una buena actitud e instalarse en un estado enérgico, y con el fácil arrastre que tiene la inercia, mantenerse en el estado que ya se tenía, motivar al equipo. La motivación no se puede implantar en otro, pero se puede coadyuvar a que se produzca en las personas de tu alrededor. Y lo que ha aportado, sin duda, Jonathan Viera, es, precisamente, lo que necesitaba la Unión Deportiva Las Palmas. Algo de ilusión y motivación. ¿Cantos de sirena? Es posible. Pero nunca se sabe.

“Lo que ha aportado, sin duda, Jonathan Viera, es, precisamente, lo que necesitaba la Unión Deportiva Las Palmas

Entre gestiones más que controvertidas y que parecen no tener un rumbo claro, se abrió la oportunidad de que regresara a la isla, por tercera vez, Jonathan Viera. Las Palmas cerró el regreso, entre tanto alboroto presupuestario y la somnolencia del Beijing Guoan, de un jugador que iba a llegar lesionado, y que iba a estar en la dinámica del primer equipo hasta enero. Una incorporación redonda, sí.

Se criticó su llegada por el hecho de irse a China, por dejar al equipo a mitad de temporada. Su calidad es innegable. Nadie niega que sea lo mejor que tiene la Unión Deportiva en estos momentos. Es totalmente admisible que haya críticas por lo primero. Es poco entendible —yo, al menos— que se le critique por lo segundo, si es que hay alguien que osa a ello.

magia

Imagen: Pasión Amarilla

Jamás se sabrá lo que hubiera supuesto el no-regreso de Viera a la Unión Deportiva. Lo cierto es que, indudablemente, la llegada de Romario es un lujo para Las Palmas, que aparentemente no se podía permitir. Cualquier adjetivo calificativo que se puede atribuir a lo que hace con el cuero en el verde es quedarse demasiado corto. Y demasiado corta se le queda la categoría. Ha sido uno de los encargados de abrir una vereda entre tanto matorral. La vereda de la victoria y de la ilusión.

Aporte mayúsculo

Desde su primer encuentro en su tercera etapa, los de Pepe Mel han logrado nueve puntos de doce posibles. Y la única derrota llegó en Montilivi, anotando el equipo catalán un penalti envuelto en polémica. En esos cuatro encuentros, sin estar al 100% tal y como ha comentado el entrenador madrileño, ha logrado hacer tres goles y una asistencia. Nueve puntos de 15 que tiene la Unión Deportiva. En el 60% de los puntos logrados ha participado Viera. Se ha disputado en total 30 puntos; Las Palmas ha logrado la mitad; y en el 60% de esa mitad Jonathan Viera ha tenido algo que ver.

Leer más | ‘Encontrando el camino’

El de La Feria, además, ha sido capaz de dar vida a todo aquel que tiene a su alrededor vestido de amarillo. Viera hace mejor a sus compañeros; puede ser una simple ilusión o simplemente explota todo el potencial que tiene el equipo. Jonathan Viera es Maya.

Magia

Imagen: Canarias7

Tiene 29 años y a su lado, en el verde, tiene a un chaval de 16. “Pasado” y futuro se juntan formando una dupla bárbara para la categoría de plata. Hablan el mismo idioma, parecen entender el fútbol de la misma manera. Jonathan Viera y Pedri son los juveniles jugando contra alevines. Abusan. Debería estar prohibido. Los Blass y Pop del fútbol. Con cada minuto que pasan juntos, los niños sonríen, porque los niños creen en la magia.

Cuando ya no esté

Esto es Segunda. Y aquí no hay que subirse a las nubes, ni sacar pecho por una racha de victorias. Tres, en concreto. Dos a domicilio. No se veía desde hace tres años, con Las Palmas en Primera y Quique Setién en el banquillo, deslumbrando por los feudos más imponentes del fútbol nacional. En LaLiga SmartBank, hoy estás en lo más alto y mañana podrías estar como loco calculando cuántos puntos son necesarios para salir del farolillo rojo. Es por ello que surgen, a medida que pasan las jornadas, muchas preguntas sobre lo que supone el fulgurante regreso de Jonathan Viera: ¿Qué pasará cuándo Viera no esté? ¿Se perderá la ilusión cuando no esté? ¿Hay algo que pueda sustituir a la magia? ¿Por qué Jonathan Viera está jugando en Segunda?

“Cuando sabemos que hay algo ahí, que se aleja de toda lógica, es cuando más disfrutamos. Y decimos que es magia”

Y cuando sabemos que hay algo ahí, que se aleja de toda lógica, es cuando más disfrutamos. Y decimos —nos dicen— que es magia. Maya existe; porque si de algo se proveen los mitos, es de realidades. Y los Reyes Magos siguen existiendo: se les sigue pudiendo proponer deseos; se le puede seguir hablando de ellos a los niños y adultos. La magia existe. Jonathan Viera es magia, la Segunda División es magia. Porque los engranajes que articulan la ilusión son tan desconocidos que continúan siendo magia. Y es precisamente por ello que, a día de hoy, nada está ni estará nunca jamás definitivamente escrito. Lo que tenga que venir, ya vendrá. Porque hasta que vuelva a sonar aquella melodía sin sentido ni recuerdo, disfrutemos, pues, mientras dure la magia.

Deja un comentario