Era la crónica de un cese anunciado. Anquela se despide del Deportivo de la Coruña de forma prematura, aunque no se puede afirmar que por sorpresa. El Libro Gordo de Anquela se cierra y da paso a Luis César Sampedro. Su suerte será la del Dépor. Toca rezar a Sampedro

Sampedro

Una imagen que se repetía con frecuencia | La Liga


Anquela tenía algo muy valioso en su poder. El respaldo de su plantilla, al menos del núcleo duro de la misma. Sin embargo, ni tan siquiera tan preciado tesoro fue suficiente para aferrarse al cargo.

Leer más | ‘El Libro Gordo de Anquela’

El comportamiento gestual del bueno de Juan Antonio venía advirtiendo que la del domingo era la última bala para el jiennense. Y lo era, se adivinaba en rueda de prensa y también en el banquillo durante el transcurso del encuentro ante el Almería en Riazor. Finalmente, tras la noche de reflexión, el desenlace fue el esperado.

Una situación insostenible

El Dépor acumulaba ya nueve encuentros consecutivos sin conocer la victoria. Esa que se obtuvo en la primera jornada, como un oasis en el desierto. Lo más preocupante, sin embargo, no eran los resultados.

“Es momento ahora para virar las ideas, encontrar puntos en común, volver a disfrutar a través del juego para que éste le devuelva a su lugar. Es momento de unir fuerzas, las del deportivismo”

El Dépor de Anquela no ha encontrado jamás la fluidez que requiere un coloso como lo es el cuadro herculino. Con una plantilla amplia de recursos, aunque lejana a la idea futbolística del técnico, Carmelo parecía invitar a su técnico a modificar su hoja de ruta. Un entrenador metódico, amante del rigor táctico y exigente en el esfuerzo físico, ante una plantilla confeccionada a priori para otro guión muy distante. La ecuación, condenada a dejar la incógnita sin desvelar. Y así ha sido. Anquela ya es historia en el club gallego.

Rezar a Sampedro

A Rey muerto, Rey puesto. Muchos han sido los nombres que han salido a la palestra tras el cese del de Linares. Oltra, Muñiz, Fernando Vázquez, Francisco… Una lista interminable que no contaba con el elegido final.

Sampedro

Sampedro, el elegido | Radio Marca Tenerife

Es tiempo de rezar a Sampedro. De encomendarse a él. El técnico que terminó salvando al Tenerife la pasada temporada (aunque ya lo cogió fuera del descenso) ahora sí se enfrenta al reto de escapar de la quema y alcanzar la gloria. Un desafío con mayúsculas, de ejecución compleja aunque con materia prima de la mayor calidad para superarlo.

Leer más | ‘Anquela, dudas razonables’

Un técnico, el gallego, con una tendencia opuesta a su predecesor. Fútbol de ataque, propuesta atractiva y ofensiva, problemas a nivel defensivo. Con todo, es cierto que la plantilla parece más diseñada para él que para Anquela. Es momento ahora para virar las ideas, encontrar puntos en común, volver a disfrutar a través del juego para que éste le devuelva a su lugar. Es momento de unir fuerzas, las del deportivismo. En clave católica, es justo y necesario.

Deja un comentario