Multitud de cosas han llamado la atención de los aficionados en estas primeras diez jornadas de Segunda División. La fiabilidad del Cádiz, el renovado Almería sacando puntos con jugadores secundarios la temporada anterior, los puntos del Albacete (16) con tan solo siete goles anotados o las dificultades de Real Oviedo y Deportivo que han provocado las destituciones de Egea y Anquela. Pero aún hay algo que alarma aún más a todos los seguidores: la gran cantidad de expulsiones, ya sea por roja directa o doble amarilla, que se han visto en tan solo diez jornadas. Los 109 partidos disputados -falta el aplazado Fuenlabrada-Zaragoza- han acabado con 43 futbolistas yéndose antes del pitido final a los vestuarios. La segunda se tiñe de rojo.

Para poner los datos en contexto es preciso compararlo con las temporadas anteriores:

TemporadaNº expulsiones en jornada 10Jornada que alcanzó las 43 expulsiones
2019/20204310
2018/20193115
2017/20182516
2016/20173214
2015/20163114
2014/20153413
2013/20144211
2012/20133911

En resumen, esta temporada ha habido 12 expulsiones más que la temporada anterior y 18 más que en la 2017/2018. Hay que remontarse a la temporada 2013/2014 para encontrar un número similar de cartulinas rojas. La gran diferencia este año ha sido la inclusión del VAR. Esta es una respuesta simple y rápida para encontrar la explicación al aumento de expulsiones en tan poco tiempo.

El VAR, principal factor del rojo

De las 43 expulsiones, un total de nueve han sido después de la participación de la tecnología. De estas nueve acciones, siete se saldaron con una tarjeta roja directa. Una de ellas, en el Almería-Cádiz, el colegiado no había señalado absolutamente nada y la revisión cambió su decisión. Finalmente señaló el punto de penalti y expulsó a Marcos Mauro por desbaratar una ocasión manifiesta de gol. Las dos jugadas restantes se resolvieron con una segunda amarilla que, aunque el VAR no entra a corregir, fueron mostradas tras la revisión de sendos penaltis, como sucedió en el Racing-Cádiz con la mano de Abraham y con un pisotón de Bellvís en el Alcorcón-Extremadura. De no existir la ayuda del VAR, el número de expulsados sería de 34, una cifra que se aproxima a la media de las última campañas.

Rojo

Marcos Mauro fue expulsado tras el VAR | Cádiz CF

Pese a la importante criba de este inicio de liga hay, hasta el momento, cinco equipos que han salido airosos. Almería, Huesca, Fuenlabrada, Zaragoza y Extremadura han completado sus partidos sin bajas. En el lado negativo está el Real Oviedo que ha sufrido cinco expulsiones. Además, el cuadro carbayón cuenta con Sergio Tejera, que ya ha abandonado dos partidos antes de tiempo. Iguala en esta estadística al desafortunado Martín Pascual del Rayo Vallecano. El joven zaguero rayista fue expulsado en ambas ocasiones durante la primera mitad, perjudicando gravemente a su equipo.

Una tendencia a la baja

Si bien el número aún es alto, en las últimas jornadas la cantidad de expulsiones ha disminuído. Al final de la jornada 6 había un total de 34 expulsados y, desde esa jornada, en las cuatro siguientes, se han sumado nueve más a la lista. Es una mejora a partir de la experiencia vivida en semanas anteriores.

Ante el uso del VAR y la aplicación de alguna norma nueva -como la circular del talón de Aquiles del CTA- todos los integrantes de la competición han tenido que acostumbrarse. Árbitros, jugadores, técnicos y también los aficionados, que miran incrédulos algunas decisiones que llaman la atención o, mejor dicho, llamaban, puesto que todos estamos aprendiendo y amoldándonos con el paso de las jornadas.

Deja un comentario