Jorge Pulido llegó a la SD Huesca en la temporada 17/18 con un rol de suplente. En cuestión de poco tiempo se hizo con la titularidad a base de esfuerzo para convertirse en un pilar fundamental en el ascenso a Primera División. Hoy en día, tras el retorno a Segunda División, continúa como capitán dentro del escuadrón altoaragonés. Se ganó a Rubi, a Francisco y lo ha vuelto a hacer con Míchel.

Pulido pugna un balón en el encuentro ante el Racing | LaLiga

Muchas han sido las dificultades que ha vivido la entidad oscense desde el comienzo del verano. La ‘Operación Oikos’, la entera confección de una renovada plantilla, salidas inesperadas… pero él siempre ha estado al pie del cañón. Ahora, iniciada la temporada y en una fase irregular del equipo, Pulido se ha afianzado como central, delantero y sostén de un equipo que puede dar mucho más de sí mismo.

Jorge Pulido, jerarquía confiable

Tras 12 jornadas, el central talaverano ha sido el único jugador indiscutible para Míchel. Su jerarquía y poderío en la zaga le han otorgado el privilegio de jugar absolutamente todo hasta el momento. Y merecido, ya que a pesar de algún error puntual, Pulido se ha echado al equipo a la espalda en los momentos más complicados. Para bien o para mal, su trabajo no cesa bajo ninguna circunstancia.

Leer más | ‘Crecer desde el optimismo’

No le faltan galones, y lo lleva ratificando desde su llegada al conjunto azulgrana hace tres campañas. Más si cabe, el protagonismo de Pulido ha crecido cualitativa y cuantitativamente con su condición de referente. Gran parte de culpa tiene en que los suyos sean los menos goleados (9 GC) junto al Cádiz. Capaz de compensar, ajustar y mantener segura la línea defensiva sea cual sea su acompañante. Un central de los pies a la cabeza en cada entrenamiento y en cada partido.

Jorge Pulido

Pulido celebra su gol ante el Málaga junto a Sá y Okazaki | LaLiga

“Más si cabe, el protagonismo de Pulido ha crecido cualitativa y cuantitativamente con su condición de referente. Capaz de compensar, ajustar y mantener segura la línea defensiva sea cual sea su acompañante”.

Inteligente, asistente y goleador

Más allá de sus capacidades defensivas, se ha destapado como un futbolista polivalente por encima de las carencias que ha reflejado el Huesca hasta ahora. Por un lado es el tercer máximo asistente con dos asistencias, mientras que por otro también es uno de los máximos goleadores de la plantilla. Igualado con Raba, Okazaki y Juan Carlos, Pulido acumula dos goles además de ser el que más pases ha realizado (722).

Leer más | ‘Volverán a no reblar’

Las estadísticas demuestran el valor del zaguero sobre el planteamiento de Míchel, consciente de que la defensa no sería lo mismo sin él. Se trata de una pieza elemental dentro del puzzle de la solidez y la posesión. Un tipo total, limpio al corte, de soberbia colocación y una referencia ofensiva dadas las necesidades.

Un capitán de valor incalculable

Tanto Jorge Pulido como la SD Huesca pueden ir a más. Sin embargo, la persistencia por conseguir lo mejor en cuanto a resultados y por unificar a todo un vestuario nuevo permite pensar que los oscenses mejorarán. Con alguien como Pulido, el rendimiento general y la capitanía azulgrana están en buenas manos en la categoría de plata.

Deja un comentario