El Real Zaragoza pasa por un bache psicológico, anímico y futbolístico que se ha venido haciendo más hondo conforme pasa el tiempo y el equipo se va desmembrando poco a poco.


No corren buenos tiempos por la capital aragonesa. Tras un ilusionante comienzo de campaña después de un impecable verano en lo que a las incorporaciones concierne, el Real Zaragoza se ha venido abajo en las últimas jornadas. Y ya no solo en cuanto a juego, sino que en lo anímico y en lo táctico parece enfermo.

Este bajón puede achacarse a múltiples factores. Víctor Fernández aclaraba en rueda de prensa que la baja de Raphael Dwamena ha hecho mucho daño al conjunto zaragocista. Y es lógico, ya que no poder contar ya solo en el día a día con una de las personas con mayor calidad humana del vestuario es duro. Pero los jugadores profesionales tienen que adecuarse a todo tipo de circunstancias. También se achaca esta crisis al bajón físico y lesiones de varios jugadores que, además, el club no quiere hacer público.

Crisis futbolística en el Real Zaragoza

Sea cual sea la excusa, la razón de fondo es que el equipo se va deteriorando en cuanto lo importante: el fútbol. Y la afición zaragocista empieza a estar cansada de un equipo que no encuentra recursos contra ningún rival. Es lógico que frente a equipos del estilo del Lugo o del Cádiz sea difícil hacer tu fútbol. Y ahí tienes una mínima razón para escudarte. Pero más facilidades para hacer tu juego que el Mirandés ya no te las puede dar ningún equipo.

Leer más | ‘Explosión de fútbol’

Ni los jugadores ni Víctor Fernández están a la altura. Los primeros tienen que dar un plus. James, Eguaras, Papu, Kagawa, Nieto… tienen que sacar todo el fútbol que llevan dentro y algunos deben dejar de pensar en los futuros fuera del club. Y por su parte, Víctor Fernández tiene que empezar a encontrar recursos tácticos más allá del rombo que, sin Dwamena, es prácticamente imposible que funcione.

Real Zaragoza

Imagen de La Liga

Para solucionar el problema tienes que poner parches a un equipo que ahora mismo hace aguas. Si solo tienes un delantero que consideras que puede jugar, no utilices un esquema que necesita a dos. Si tienes un gran número de mediapuntas y extremos verticales -muy útiles en Segunda, por cierto- úsalos. Empieza a cambiar tus ideas porque la Segunda División no te espera. Como decía el zaragozano Kase O, “si quieres cambiar algo, cambia tú”.

Basta de amiguismos

El problema es, efectivamente, meramente futbolístico. Sí. Pero este se está extendiendo a sectores del zaragocismo que nunca deberían influir en el desarrollo del equipo. Estamos delante de una oportunidad de oro para conseguir el ascenso. 28.000 abonados. Una afición entregada. El entrenador que hizo aún más grande la historia de nuestro club. No me vengan ahora a defender a sus amigos para condenar a la dirección deportiva.

Real Zaragoza

El equipo, ante la afición. Imagen: Marca.

La maquinillaPrensa, directiva, dirección deportiva, cuerpo técnico, jugadores y afición debemos ser una piña. Ya basta de guerras internas que solo tienen un perjudicado, lo más importante para todos nosotros: el Real Zaragoza. Recordad que de la conducta de cada uno depende el destino de todos. Unámonos en esta crisis para salir adelante todos juntos. Seremos tan fuertes como unidos estemos, y tan débiles como lo divididos que estemos”.

Deja un comentario