Hace un mes escribíamos unas líneas no demasiado esperanzadoras sobre el equipo jabato. Se hablaba de un equipo un tanto perdido y sin comandantes. Sin embargo, con el paso de las jornadas, el Mirandés ha mejorado sus prestaciones y ha optimizado al máximo todos sus recursos. La situación es ahora radicalmente opuesta: tres victorias consecutivas, una derrota en 

Continúa Leyendo