José María Gutiérrez “Guti” fue anunciado la pasada semana como nuevo técnico de la Unión Deportivo Almería. El técnico madrileño releva a Pedro Emanuel tras el mal juego mostrado y los empates cosechados en los últimos partidos del portugués al frente.


Este cambio llegó de forma inesperada. A pesar de que el conjunto almeriense no conoce la derrota desde el tres de octubre, el equipo estaba entrando en una mala dinámica en cuanto al juego, a la forma en la que se encontraba la plantilla y al notable bajón de los jugadores de ataque.

Guti, apuesta atractiva

Con Guti se espera un juego más creativo. Uno en el que los mediocentros participen más en la salida del balón desde zonas defensivas y se juegue menos a buscar al punta con balones aéreos desde los centrales.

Guti

Guti, de brazos cruzados | Diario de Almería

El pasado domingo, el estreno del ex jugador del Real Madrid tuvo un final amargo. Un partido que empezó con una sensación de indudable mejora en los primeros veinte minutos, fue diluyéndose hasta el punto de que el conjunto visitante fue el que dominaba el partido. Es cierto que a pesar de no tener la posesión en el último cuarto de hora de la primera mitad, los indálicos se fueron al descanso con un gol de la perla charrúa Darwin Núñez, que empieza a entrar en los planes de inicio del equipo. 

Un Almería menguante

En el segundo tramo del encuentro se vio ese Almería pobre en cuanto a juego y débil en la faceta defensiva. En el ecuador de esta segunda mitad, Linares aprovechaba un magnífico balón de Raúl Guti y ponía el 1-1 en el luminoso.

Leer más | ‘Relevo… ¿Precipitado?’

Se respiraba un ambiente familiar. Un Almería sin ideas ni soluciones. Un Almería estancado, sin respuestas a las acometidas mañas. El encuentro acabó con tablas en el marcador. Un punto que no sabe a nada.

Mejora insuficiente

Se vio una mejora en ciertos tramos del partido. Un juego más fluido, extremos más verticales y un Aguza de sobresaliente. Pero también se vieron facetas pulibles, como la falta de respuestas en la fase de dominio del rival. Además, el cambió llegó apenas tres días antes del choque, por lo que no hubo tiempo para trabajar los nuevos conceptos.

Algunos aficionados se preguntan si este cambio era necesario, mucho más allá de la revolución mediática que provocó. Pedro Emanuel se había metido en una situación de la que no sabía cómo salir. Los discursos en rueda de prensa post partido se hacían rutinarios. Se achacaba la mala suerte o se comentaba que los resultados llegarían con trabajo. Pero no era así.

Un cambio necesario

Ahora toca apoyar al nuevo técnico, pero mirando al pasado. Venimos de una racha descendente. La adaptación será clave para retomar las sensaciones de aquel glorioso mes de septiembre. Todo lo que sea sumar en estos primeros choques será bueno, aunque se debe implantar la nueva idea de juego cuanto antes.

Segundo entrenador de la era Turki Al-Sheikh. Se avecinan cambios en la plantilla en el mercado invernal. La revolución saudí vuelve a atacar en tierras almerienses.

Deja un comentario