Caída libre. Deporte de riesgo. Salto al vacío. Únicamente influenciada por la gravedad, sin resistencia, ni tan siquiera la del aire. En ella se encuentra una UD Las Palmas que depende en exceso de sus cruces de guía. 


Y es que el joven Pedri González se ha convertido en el factor de equilibrio que evita la caída amarilla. Sin embargo, no es sólo la perla la que sostiene en la buena senda a su equipo. Porque Pedri ha regresado, y los de Mel continúan su cuesta abajo. ¿Qué ha cambiado? El punto de apoyo, el elemento necesario. El Romario canario, el mago de Gran Canaria.

UD Las Palmas

Pedri en acción | rtvc.es

Jonathan Viera se ha ausentado por lesión y, aunque la tendencia generalizada era apuntar a Pedri como único elemento diferencial, se ha evidenciado que la sociedad es superior a la individualidad.

Una dupla que baila fútbol

Pepe Mel parecía haber encontrado el camino. Ese que transitaba con Pedri y Viera de la mano, bailando fútbol en el sendero. Juntos, una sociedad ilimitada de asociación continúa. Fútbol combinativo, de toque, imaginación y magia. Dos futbolistas diferentes, iluminados y bendecidos por un talento innato.

Leer más | ‘Sin Pedri no hay paraíso’

Y es que, en ocasiones, el fútbol se hace tan sencillo como sus protagonistas deseen. Especialmente si éstos están tocados por una varita, como si con una mirada fabricasen sueños con un balón. Es el caso de Pedri y Jonathan, que entienden el fútbol de forma innata, interiorizando trazos reservados a los elegidos.

UD Las Palmas, caída localizada

Así, lo que parece una caída libre y sin remedio, tiene un diagnóstico definido: la división de sus piezas. Con la irrupción de Jonathan Viera y su unión a Pedri, los pío pío llegaron a encadenar cuatro victorias. Y con ello, a despertar nuevamente la ilusión de su hinchada.

La marcha con la selección de Pedri trajo consigo cuatro fechas sin ganar. A su regreso, Pedri no ha podido conectar con Jonathan Viera, lesionado. Y con una nueva derrota, son ya cinco los encuentros consecutivos sin sumar una victoria.

La unión hace la fuerza

Gran Canaria suspira por volver a disfrutar de la unión de sus dos genios, convirtiendo el fútbol de toque en instrumento para alcanzar objetivos. El ‘tiki taka’, ese que unió a un país como nunca antes, representado en la isla por dos tenores del fútbol.

Leer más | ‘Mientras dure la magia’

Pedri espera a Jonathan, para volver a interpretar música en forma de balompié. Dos generaciones, tan distantes en el tiempo, tan cercanas en ideología futbolística. Tan bohemios, soñadores.

Deja un comentario