Raúl Guti, el canterano del Real Zaragoza es el sostén sobre el que se mantiene el equipo y es pieza indispensable en el esquema de Víctor Fernández.


“Los resultados que consigues estarán en proporción directa al esfuerzo que aplicas”, decía Denis Waitley. Pocos jugadores vienen a la cabeza que cumplan esta frase al pie de la letra y a los que ejemplifique esta oración tanto como Raúl Guti. El zaragozano ha conseguido recuperar el nivel que tenía hace dos campañas y es ahora mismo el sustentáculo del equipo de sus amores, del que toda la vida ha soñado con capitanear.

La realidad es que desde la grada de La Romareda no exigen a sus jugadores, y mucho menos a sus canteranos, nada más allá del esfuerzo. La hinchada blanquilla ha tenido que sufrir durante casi quince años la infamia personificada en múltiples futbolistas que ni sentían ni padecían por el Real Zaragoza. Y, a raíz de ello, la única premisa que se exige a los representantes del zaragocismo es que se dejen el alma ahí dentro.

Leer más | ‘Tocar fondo para coger impulso’

Raúl Guti es, ahora mismo, no solo por su talento futbolístico sino por todo lo anteriormente expuesto, la ilusión de una afición zaragocista que ve cada vez más lejos el ascenso a Primera. El canterano lleva la batuta del equipo en el apartado físico, sosteniendo al Real Zaragoza defensivamente cuando el equipo está roto y ayudando a la perfección a Íñigo Eguaras en la salida de balón. El zaragozano está de dulce y se siente “en un momento muy bueno” de su “corta carrera”.

Superar los baches

Al centrocampista zaragozano no le han venido siempre bien dadas. Al final de hace dos campañas, tuvo una lesión de pubis que le obligó a parar. Y de qué manera. No pudo realizar la pretemporada con el grupo y tuvo que incorporarse a la dinámica del equipo mucho más tarde que sus compañeros. Casi en Navidad. Misma lesión que sufrió Eguaras que, a diferencia del aragonés, no se operó.

Raúl Guti

Guti, tras ser operado en Burdeos. Foto: Real Zaragoza.

Me ha tocado sufrir con una lesión, pero son gajes del oficio y me ha hecho ver cosas de otra manera. Con trabajo y constancia todo llega”, declaraba el año pasado en una entrevista al Periódico de Aragón. Ni la pubalgia ha conseguido detener a Raúl Guti. Su defensa a ultranza del Real Zaragoza y su deseo de conseguir el ascenso con el club de su vida pueden con cualquier lesión. “En la vida pasan cosas malas, es cierto. Pero la clave está en ver las cosas tal cual son y no peor de lo que realmente son”, decía Jordan Belfort. Y algo así ha conseguido hacer Guti para volver a ser el mejor.

Raúl Guti, números inmejorables

Una vez ya recuperado, los números de Raúl Guti son muy poco perfectibles. Esta campaña ha conseguido, mediante la regularidad con la que ha logrado jugar, ser el mejor de su equipo en varias ocasiones. En sus quince partidos disputados -todos como titular-, Guti tan solo ha conseguido hacer un gol y regalar otros dos, pero ha conseguido recuperar un gran número de balones y hacer jugar al Zaragoza.

Raúl Guti

La estadística del Rel Zaragoza frente a la de Guti. Fuente: LaLiga.es

Como observamos en la gráfica, Guti ha servido de contrapeso para arreglar las disfunciones de su equipo. Pero ya no es sólo eso. Es el 12º jugador que más pases da de la categoría con un total de 720. Además, es también uno de los jugadores que más recuperaciones promedia por partido, habiendo ganado tan solo en el último encuentro un total de ocho duelos cuando el balón estaba en el suelo. También es uno de los jugadores más regateadores de la liga, el 23º jugador que más dribla a sus rivales en concreto.

En definitiva, un jugador completo y versátil que hace jugar al Real Zaragoza a la perfección. Y, aunque se lo quieran llevar varios equipos de primera en el mercado de invierno:

Soy jugador del Real Zaragoza, mi equipo es el Real Zaragoza, estoy muy feliz aquí, quiero subir a Primera División con el Real Zaragoza y ojalá mi equipo de toda la vida sea el Real Zaragoza y en Primera”

Corazón zaragocista. Seguro de vida para el conjunto blanquillo para muchos años.

Deja un comentario