El Rayo Vallecano parece vivir cada fin de semana inmerso en el “Groundhog Day” o “Día de la marmota” en castellano.  El equipo se ve envuelto jornada tras jornada entre fallos atrás, goles encajados, ocasiones erradas, y numerosos empates. Una serie de errores de los que no es capaz de librarse, y le están pasando factura.

Leer más | ‘El Rayo pierde fuerza’

Absolutamente nadie duda del potencial ofensivo del Rayo. Pese a ocupar la posición número 12 en la tabla clasificatoria, sólo el Cádiz CF, líder de la categoría, ha convertido más goles que los franjirrojos. Pero a su vez, hasta trece clubes encajan menos goles, incluidos Sporting de Gijón y Málaga, que son decimosextos y decimonovenos respectivamente. Cuando recibes tantos goles, por mucho potencial ofensivo que poseas, a menudo lo máximo que puedes conseguir es el empate.

Rayo Vallecano, el empate por costumbre

Nueve empates en 16 partidos. más de la mitad de los encuentros se han saldado con reparto de puntos en Vallecas. Pero surge la eterna pregunta, ¿Gana un punto, o pierde dos?. Para un equipo como el Rayo, con el segundo mejor presupuesto de la competición, y destinado al ascenso a la máxima categoría del fútbol español, parece evidente que nueve empates significa dejarse demasiados puntos por el camino.

Leer más | ‘Listo para despegar’

Lo cierto es que se antoja complicado conseguir la victoria para un conjunto madrileño que apenas en dos ocasiones dejó el marcador del rival a cero.  Piensen la cantidad de puntos que sumaría el Rayo Vallecano con una defensa más férrea y contundente, y un ataque tan voraz como hasta ahora. Sería uno de los claros favoritos al ascenso, sin ninguna duda. Aún ocupando la duodécima posición, ser una sangría atrás, teniendo a la afición y al presidente divididos, y estar a cuatro puntos del playoff, el equipo de la franja sigue siendo uno de los llamados a la gloria. Imaginen la importancia y jerarquía de este club.

Rayo Vallecano

Los futbolistas del Rayo celebran uno de los tantos ante el Numancia | Foto: @RayoVallecano

La unión hace la fuerza

Hace meses que el Estadio de Vallecas no impulsa y eleva a su equipo como antaño. La afición considera que desde las altas esferas del club, las cosas no se están haciendo bien, y la respuesta ha sido dejar de lado el empuje tan característico de los “bukaneros” en su estadio. Ante esta situación tan tensa, y en momentos crispante, el club y los futbolistas han compartido un comunicado oficial en el que piden a la afición que cesen la huelga de animación.

“Sabemos que la afición es la única capaz de desbloquear esta situación que nos ha ido devorando semana a semana”

En este escrito, los jugadores y el cuerpo técnico no se han excusado del todo en la grada, y admiten el 100% de culpabilidad en los malos resultados del equipo. Estaremos expectantes ante el desenlace de esta situación. La realidad es que desde el césped echan mucho de menos “la caldera” que ha sido el Estadio Vallecas durante incontables temporadas. Aquel campo donde “el Rayo se sentía invencible y los rivales vulnerables”. Y no vamos a mentir, nosotros desde fuera también lo añoramos.

Deja un comentario