Hay pocas cosas que Cervera no tenga en cuenta antes de un partido. Fiabilidad absoluta. El Cádiz es un bloque que lleva trabajando en una misma dirección desde hace cuatro temporadas. Poco a poco, el técnico ecuatoguineano ha ido confeccionando una plantilla acorde a su ideología futbolística. Y se nota. Un bloque que sabe de memoria a lo que juega y ejecuta el plan a la perfección.


Para nadie es nuevo que el Cádiz se siente mucho más cómodo sin el balón. Juntos, agazapados, y buscando el momento perfecto para robar y crear una transición ofensiva con la mayor velocidad posible. Sin embargo, hay equipos en esta liga que también se acomodan renunciando al balón, o algunos que, simplemente, decidirán entregarlo directamente al equipo de Cervera buscando aprovechar algún descuido. En ese caso, el Cádiz deberá salir de su ‘a priori’ zona de confort para buscar un juego más paciente y elaborado.

Los amarillos apisonaron al Lugo

El partido ante el Lugo se presentaba interesante, ya que era curioso ver cuál de los dos equipos iba a proponer más con la pelota. Se presuponía que la condición de local haría que el Cádiz asumiera este papel. Lo que nadie vaticinaba era el madrugador gol de Iriome tras el desentendimiento de Rhyner y Cifuentes. Puro oasis en el desierto gallego. A partir de ahí el Cádiz fue una máquina apisonadora que no dejó hacer prácticamente nada a los visitantes durante el resto del partido, más que intentar resistir las envestidas amarillas.

Leer más | ‘El Cádiz se dispara’

Tácticamente, Cervera curó las bajas de Salvi y Perea con Alejo y Nano Mesa respectivamente. El canario partió de banda izquierda, aunque estuvo permutando su posición en algunos tramos del partido con Álex Fernández. En el doble pivote, el innegociable dúo José Mari – Jon Ander Garrido. Atrás, ninguna novedad salvo la vuelta al once de Rhyner como central zurdo.

Cádiz

Cervera, un Cádiz de autor

El equipo funcionó como un reloj y los cambios introducidos por Cervera refrescaron la idea inicial. Finalmente, el Cádiz remontó gracias a un doblete de Iza Carcelén. Pero, como ya se hace costumbre en este bloque, es importante destacar al colectivo. Una plantilla generosa y seria que en ningún momento está mirando para otro lado que no sea el bien general del grupo.

Cádiz, un proyecto fiable

Todos a una. Las mini-rotaciones funcionaron perfectamente. El partido de Nano Mesa fue un festival de desmarques en ruptura a las espaldas de los defensores. Eléctrico, vertical, enchufado. Nano le regaló el empate a Iza, y eso que él pudo haberlo hecho algo antes. Su gol, sin embargo, fue anulado por dos milímetros que le hacían incurrir en fuera de juego. Pero el desmarque y la definición fueron soberbias.

“‘La lucha no se negocia’ está grabado a fuego en el vestuario. No es momento de negociar, sino de hacer”

Poco se hablaría de este Cádiz si no fuera por Álex Fernández. El centrocampista es la brújula: criterio y calidad al servicio del equipo. Cervera y él han consensuado un rol que favorece muchísimo al ‘8’ del Cádiz. Y es que esa es la historia de este equipo. Desde que llegara el técnico, poco a poco ha ido moldeando su plantilla, incorporando a jugadores acordes a su forma de ver el fútbol. Y, sobre todo, jugadores de vestuario, que asuman su rol.

Un equipo con el que sea más sencillo trabajar y que, incluso, llegue a pensar como tú sobre el césped. Posiblemente ese sea el apogeo táctico de cualquier entrenador. Un equipo para no ser sorprendidos, para intentar controlar todas las situaciones que puedan surgir y, cómo no, un equipo efectivo. Tan efectivo que sea capaz de ganar encuentros habiendo tenido sólo un 23% de la posesión total del encuentro. Esa es la magia del Cádiz de Cervera.

Un Cádiz de récord

El comienzo de liga fulgurante de los amarillos tampoco pasa desapercibido para el mundo de los datos y las estadísticas. Con 39 puntos, no hay nadie que tuviera más a estas alturas de la temporada desde que las victorias valen tres puntos. Los de Álvaro Cervera han igualado la marca del Elche CF (12/13), Real Betis (10/11) y Atlético de Madrid (01/02). Todos acabaron ascendiendo a Primera División.

Cádiz

Portada de Fondo Segunda

Además, el Cádiz hace honor a su fiabilidad y efectividad si miramos los registros goleadores y defensivos. El Cádiz es el equipo de La Liga SmartBank que más goles anota, y el segundo que menos recibe, sólo por detrás de la SD Huesca.

Incluso si miramos la tabla clasificatoria, podríamos decir que hay dos ligas completamente distintas. La distancia del Cádiz con su seguidor más directo, el Almería, es de diez puntos. Si miramos la distancia de éste con el equipo que marca la zona de descenso, su distancia es de once puntos. Prácticamente la misma. Un medidor que indica el ritmo de los de Cervera en el campeonato.

Líder sin freno

En Cádiz, cada jornada que pasa, la sonrisa se va haciendo más grande. La experiencia de estos años en Segunda ha hecho que el aficionado amarillo sea prudente. Pero este comienzo sólo puede invitar al máximo optimismo. Equipo y afición están unidos. La grada nota el esfuerzo de los suyos, y los jugadores agradecen y se alimentan del cariño de los aficionados.

Leer más | ‘Líder de Caye’

No me digan que no es extraño escuchar a un estadio entero corear el nombre de su entrenador en este fútbol moderno actual. Pues pasa en Cádiz, una muestra más de que en el sur están disfrutando, pero sin olvidar nunca de donde se partió. “La lucha no se negocia” está grabado a fuego en el vestuario. No es momento de negociar, sino de hacer.

Deja un comentario