Qué difícil debe resultar a veces ser entrenador de fútbol.  La figura del míster es siempre la primera en ser criticada. Es la que da la cara por el equipo. Y, aun así, no siempre es la que recibe los elogios tras los triunfos. ¿Cuántas veces hemos oído eso de “ha ganado por la plantilla”? Pero, si en ocasiones es difícil ser entrenador, más difícil es serlo, y a su vez, ser considerado el principal artífice de un éxito. Algo de lo que puede presumir José Rojo Martín, más conocido como Pacheta. Ha moldeado al Elche CF a través de su carácter y personalidad, convirtiéndolo así en uno de los conjuntos más complicados de LaLiga SmartBank.

Los valores del fútbol, a través de Pacheta

Las palabras de Pacheta en la rueda de prensa posterior al Málaga – Elche del pasado domingo, son un reflejo de su trabajo como entrenador.

“Todo tiene premio en el fútbol, pero al cabo de una liga, lo que te da el objetivo es el modelo de juego y la creencia de un futbolista; y es lo que nosotros estamos trabajando

Pacheta

Pacheta, cuestión de equipo | Plaza Deportiva

Tener grandes cantidades de dinero tiene su premio en el fútbol. La capacidad de confeccionar plantillas estelares y vivir de individualidades, también. Pero si se deja de lado el esfuerzo de hacer que un equipo sea una piña, y también, el trabajo por la identificación con un estilo, habrá un techo. Esos valores, los del técnico franjiverde, han llevado al equipo con el quinto límite salarial más bajo del campeonato a una salvación holgada la temporada pasada y a un décimo puesto en la campaña actual.

Leer más | ‘Pacheta y la ira contenida franjiverde’

La filosofía de Pacheta y su manera de trabajar deberían ser un ejemplo en el mundo del fútbol. Humildad, pasión, intensidad y carácter. Palabras ya impregnadas en el ADN de sus futbolistas, los que componen ese “Elche de Pacheta” del que tanto se habla. El Elche de un hombre en el que la ciudad ha depositado sus esperanzas, que marca el camino a seguir y la firme creencia en un estilo.

Invitados sorpresa en la zona alta

Un estilo que, visto sobre el campo, concuerda con lo que predica en sus distintas declaraciones. El conjunto ilicitano es un bloque aguerrido; un muro que aguanta las embestidas de los rivales con firmeza para golpear mediante transiciones rápidas. El fútbol que practican ya tuvo premio el año pasado, y este curso, no van mal encaminados.

Leer más | ‘Posicionado para revelación’

El coqueteo con los puestos de la promoción de ascenso no es, ni mucho menos, un sueño inalcanzable. Y el factor sorpresa con el que cuentan al no ser, ‘a priori’, uno de los candidatos, puede ser un punto a favor. Y no sería el único. Jugadores, club y afición están unidos en uno sólo en torno a la figura de un míster carismático y comprometido. La Segunda División es una liga muy complicada, pero lo que está claro, es que con Pacheta a los mandos, no hay que descartar a los ilicitanos como invitados sorpresa en la fiesta de los ‘playoffs’.

Deja un comentario