Hay días en que los resultados quedan en un segundo plano. Hoy toca individualizar en Borja Lasso. Un futbolista diferente. Un mediapunta de toque, clase, conducción y visión de juego. Joven, le toca vivir una situación complicada. Una fractura del peroné izquierdo le obligará a pasar por el quirófano y, muy probablemente, a perderse lo que resta de temporada. 

Borja Lasso

Portada de Fondo Segunda | Tenerife llora por Lasso


Sólo siete minutos pudo mantenerse el futbolista sevillano en el césped del Heliodoro Rodríguez López. Una entrada del jugador del Alcorcón, Myakushko, fue el detonante de una grave lesión que mantendrá a Lasso alejado de los terrenos de juego durante algunos meses, tras la operación a la que deberá ser sometido.

Borja Lasso, promesa de quilates

Francisco Borja Lasso de la Vega Gayán. 25 años contemplan al que, no hace tanto tiempo, fuese una de las grandes perlas de la cantera sevillista. A sus 21 primaveras fue pieza clave para el ascenso del filial a la categoría de plata. Allí, maravilló a todos con un Sevilla Atlético esplendoroso, guiado por un futbolista menudo, casi imperceptible, que encontraba el último pase con una facilidad pasmosa, inusual.

Borja Lasso

Borja Lasso, doliéndose sobre el verde | Estadio Deportivo

Tanto es así, que su gran exhibición dejó perplejos a propios y extraños. Nada menos que cuatro asistencias en Zorrilla para una victoria histórica del conjunto de la cantera de Nervión. Visión extraordinaria y ejecución milimétrica. Borja llamaba al ascensor para alcanzar la primera planta.

Progresión estancada

El Sevilla no podía obviar al diamante con el que contaba en su inagotable mina. Así que, descenso del filial mediante, Borja Lasso pasó a la primera plantilla. Sin embargo, una cesión a Osasuna infructuosa y la ausencia de oportunidades en el primer equipo cortaron el paso al canterano. Era momento de buscar el camino en lares desconocidos.

Y Lasso decidió Tenerife. Fue la temporada pasada, en un equipo que, como cada temporada, trata de ilusionarse con un ascenso. Desgraciadamente, y pese a talentos como el del sevillano, en Tenerife la tendencia no va en consonancia a las ilusiones chicharreras.

Ilusión en la isla

Su primera temporada no fue prometedora ni en el plano individual ni en el colectivo. El equipo, el club, no carburan. Con López Garai se buscaba otro estilo, uno atractivo y del agrado de una afición necesitada de alegrías. Pero la aventura finalizó prematuramente.

Leer más | ‘Se rompe la Baraja’

Con López Garai, Borja Lasso era clave en el juego, una de las piedras angulares. Porque el fútbol del joven futbolista casaba al 100% con la idea futbolística de su nuevo técnico. Con Aritz, los galones eran para él, que junto a Luis Milla formaban una pareja que se complementaba y se entendía con sólo una mirada. El bueno de Luis, al que este verano no le faltaron novias, cayó por una apendicitis. Fue el golpe definitivo para un López Garai que terminaba destituido. Llegaba a la isla Rubén Baraja, con un estilo antagónico al de su predecesor. Pero los grandes jugadores siempre tienen cabida, y el nuevo inquilino del banquillo seguía contando con Lasso como piedra angular.

Tenerife llora por Borja Lasso

Regresaba Luis Milla, tras ponerse a tono después de su operación de apéndice, y volvía a juntarse con su socio en el campo: Borja Lasso. Pero la unión duró muy poco. Borja Lasso lloraba en el verde tras una entrada durísima de Myakushko. Aunque lograba salir a pie del campo, las noticias que trajeron las pruebas médicas no fueron optimistas: rotura del peroné de su pierna izquierda. Adiós prematuro a la temporada. Y Tenerife, el Heliodoro Rodríguez López, lloran ahora por Borja Lasso. Un jugador que se había propuesto dar un paso al frente, mejorar su llegada al área, contribuir y aportar mayores tangibles a un equipo que sufre cada temporada en un lugar que no le corresponde.

Leer más | ‘Fútbol sin premio’

Ya sólo queda esperar que, tras una recuperación impoluta, regrese Borja Lasso con sus cualidades fisicas y futbolísticas intactas para seguir haciéndonos disfrutar de su fútbol colosal. Te esperaremos pacientemente, como se espera a aquellos que poseen un carisma especial. Ánimo y fuerza, Borja Lasso.

Deja un comentario