Los aficionados del Albacete Balompié vivieron un sueño la temporada pasada. Tras muchos años de sufrimiento y descensos a Segunda División B, disfrutaron de unos ‘playoffs’ de ascenso a Primera que ilusionaron a toda la localidad. Pero la gente ya ha despertado del sueño; la presente campaña está suponiendo un duro golpe de realidad para los albacetistas. El muro con el que se han topado les ha hecho ser conscientes de que, si quieren repetir la hazaña, van a tener que empezar casi desde cero para poder consolidarse como uno de los grandes equipos de la categoría.

Albacete

Imagen por Diego Tejera


Albacete Balompié, a despertarse del sueño

Para la grada del Carlos Belmonte, ver partir a algunos de los héroes de la gesta fue demoledor y complicado de digerir. El ambiente se enrareció, dejando un muy buen sabor de boca que sería difícil volver a reproducir. La temporada pasada del ‘Alba’ fue el resultado de la unión de muchos factores: una buena plantilla, un entrenador hecho para dirigir a esos jugadores y una afición ilusionada y entregada. El Albacete Balompié se comportó como una auténtica familia, lucharon todos a una en cada Jornada, en las buenas y en las malas.

Leer más | ‘En contra de la lógica’

A pesar de ser conscientes de la dificultad que entrañaba volver a vivir un año así, había intención de repetirlo. Eso sí, siempre desde el conocimiento de que los recursos son limitados en la entidad manchega y dando también por válida una temporada tranquila y sin atravesar demasiados baches, ya que sería lo normal. Pero, aunque la tabla de LaLiga SmartBank sitúa a los de Ramis en una zona alejada del peligro, existen unas pésimas sensaciones que sobrevuelan el entorno del club y que han hecho saltar todas las alarmas.

La irregularidad, el sello del equipo

El Albacete ha convertido su temporada actual en una montaña rusa, con subidas y bajadas. Concretamente, de una subida y dos bajadas. Un primer tramo de campeonato para el olvido, una escalada tras el auge del ‘unocerismo’ y, tras encontrarse en los puestos de privilegio, una caída libre que de momento sólo las vacaciones han podido frenar. En la ya finalizada primera vuelta se han vivido varios momentos de tensión, provocada por los malos resultados en el feudo local y por la mala imagen que transmite el equipo de Ramis.

Leer más | ‘Se ha pasado el juego’

Éste último, fue víctima de esa tensión y protagonizó un pequeño enfrentamiento con la grada que no pasó a mayores y quedará en anécdota. Pero esa anécdota sirve para reflejar cómo han cambiado las cosas en Albacete. Y el técnico no ha sido el único damnificado, pues los jugadores tampoco han salido indemnes, pues ahí es dónde se encuentra el mayor de los problemas de la entidad, en la plantilla. Concretamente, en cómo se ha confeccionado. El ‘Alba’ se ha convertido en un equipo irregular, en el que el banquillo no soluciona nada, con varios jugadores sin lograr adaptarse, con falta de recambios en algunas posiciones y con unas lagunas tremendas en fase ofensiva.

El mercado invernal, como solución

Para crecer a largo plazo, el Albacete Balompié tendrá que sufrir una auténtica transformación. Pero a corto plazo, el mercado de fichajes puede ser una gran solución para Luis Miguel Ramis. El técnico catalán ya ha sabido exprimir mucho jugo de un equipo con muchas limitaciones, por lo que es primordial acertar en los traspasos. Serían la medicina ideal para frenar los dolores de un paciente que cada vez se encuentra peor. Y, lo más importante, serían el camino a lograr la estabilidad, el que ahora mismo debe ser el objetivo primordial del club manchego.

Deja un comentario