El conjunto catalán partió esta temporada como favorito para ascender, para estar arriba de la tabla luchando por las primeras posiciones. Pero los resultados y el juego del conjunto de Pep Martí dejan muchas dudas a estas alturas de temporada. El Girona necesita mejorar si quiere alcanzar su objetivo.


Parecía que con la llegada y los primeros resultados del técnico catalán, cambiarían la dinámica de los partidos y mejorarían los resultados. Y de hecho, en los primeros partidos parecía que había cambiado. Pero tan sólo han conseguido 14 puntos en 9 partidos. Cifras casi idénticas a las de Unzué con solo un punto menos.

Girona, dudas razonables

La jornada pasada, los catalanes perdieron en Vallecas ante un Rayo que ganó por la mínima con un gol de Alejandro Catena en la primera media hora de juego. Y en la jornada anterior, el Girona perdió por 0-3 en Montilivi contra el Mirandés, viniendo de perder 2-o en Los Pajaritos frente al Numancia.

Leer más | ‘Golpe de realidad’

Con estos partidos ya van tres consecutivos sin sumar, y el Girona cada vez ve más lejos del sueño de volver a la Liga Santander. Y es que no siempre es sencillo adaptarse a una categoría tan igualada, en la que son muchos los tangibles e intangibles que suman para alcanzar objetivos.

Una situación que empieza a ser preocupante

Aún así, los gironins están a tan solo 2 puntos del play-off de ascenso y a 8 del ascenso directo. Pero tendrán que mejorar mucho el nivel de juego y los resultados para estar ahí arriba donde ya sabemos que tanto cuesta estar.

Girona

Martí dando instrucciones | Diario AS

En la temporada 2016-2017, cuando el Girona ascendió a Primera por primera vez en su historia, quedaron segundos clasificados con 70 puntos. Esto quiere decir que hacer 29 puntos de 60 posibles esta temporada sería igualar el registro de la temporada del ascenso. Sabemos que la Segunda División es una competición muy complicada e igualada, donde es imprescindible puntuar cada jornada. Que cualquier equipo puede ganar a cualquier rival. Por eso, el Girona FC depende de sí mismo para lograr el sueño que todo aficionado del club catalán quiere. Volver a estar la próxima temporada en la élite del fútbol español.

Un mercado de invierno que puede traer novedades

Durante diciembre y lo que llevamos de enero han sonado varios jugadores tanto para salir como para reforzar al Girona. Diamanka podría salir del club este inverno. La llegada del senegalés en verano fue muy sorprendente. Todo apuntaba a que iba a jugar minutos e iba a demostar el potencial que tiene, pero solo ha jugado 13 partidos en lo que va de liga.

Parece también que Jordi Calavera y Santi Bueno podrían salir cedidos hasta final de temporada debido a que no tiene sitio en la plantilla de Martí. Sonaba la salida del portero José Suárez para el Celta, pero los de Vigo anunciaron la cesión de Dragan Rosic, quedando nulas las posibilidades de la salida del portero de Gijón.

Se ha hablado de la posible incorporación de Cristóforo para reforzar esa posición de mediocentro defensivo que tanta falta le hace al conjunto catalán. Ya se habló de él en verano, pero el fichaje no acabo de concretarse. Y ahora suena con más fuerza, ya que el uruguayo no está en los planes del entrenador de la Fiorentina, Vincenzo Montella. El mediocentro tiene pasado en el fútbol español, ya que jugó en el Getafe y en el Sevilla.

Leer más | ‘Mercado en directo’

Otro posible refuerzo que ha sonado es Anuar y su posibilidad de llegar en calidad cedido hasta final de temporada, aunque el mediocentro de 24 años también interesa al Zaragoza, Elche, Ponferradina y Albacete.

Deja un comentario