El derbi asturiano fue el centro de atención en un fin de semana con parón internacional. Esto permitió que muchos aficionados que no siguen habitualmente la Segunda División disfrutasen de la categoría y, con suerte, se conviertan en asiduos amantes de esta competición. La intensidad vivida en El Molinón hizo que hubiese mucha polémica, pero 

Continúa Leyendo